«Andalucía es un lugar mágico porque tiene leyendas, misterios, casas encantadas, animales criptozoológicos, personajes singulares, luces populares y objetos volantes no identificados, apariciones marianas…», explica el experto José Manuel García Bautista, periodista y autor de «Guía de la Andalucía mágica», un libro que propone una ruta por más de 250 casos paranormales investigados en el sur de España.

«Es una tierra piadosa y religiosa, lo conjuga todo; hay una variedad cultural tan rica y una idiosincrasia en la gente que hacen que sean muy abiertas y cuenten todos esos temas», desvela el autor de esta obra, que sigue a más de una veintena de publicaciones relacionadas con fenómenos misteriosos.

«Andalucía es una tierra mágica, con muchos lugares de poder. Desde La Rábida a las catedrales de Sevilla y Cádiz, la Alhambra o la Mezquita de Córdoba, todos están construidos sobre puntos de poder, santuarios o templos paganos que estaban allí por un propósito», detalla García Bautista.

Contiene casi 250 casos de lugares de poder, fantasmas, casas encantadas, milagros y otros fenómenos sobrenaturales. «Es una guía indispensable para el viajero inquieto, el buscador de milagros, de prodigios o de lo increíble.Un viaje al corazón de los misterios de Andalucía».

García Bautista

De estos casos destacan los de «un niño que se aparece en el Ayuntamiento de Jaén; el caso de Francisco Leona Romero, conocido como el Sacamentecas, el verdadero hombre del saco, en Almería; la casa de Federico García Lorca, en Granada, donde se dan apariciones y fenómenos extraños; en Cádiz y el fenómeno OVNI, muy relacionado con su bahía; la aparición de una parturienta del siglo XIX en la facultad de Derecho de Córdoba; el tiro de pichón en Jabugo, Huelva; o, en Sevilla, con la simbología de la Catedral», enumera el experto.

En estos últimos años han proliferado las casas encantadas, «un fenómeno que está de moda y en el que se da una riqueza de casos, y las leyendas, que compiten con los fenómenos ufológicos, los OVNIS, muy estudiado -casi en exclusiva-, en la década de los cincuenta y sesenta».

Las provincias más activas son Sevilla y Málaga. Y, para mayor fortuna de los amantes de este tipo de hechos, hay relevo generacional y una nueva hornada de investigadores que están sacando casos nuevos, por ejemplo en Cádiz, donde predominan las casas encantadas; o Jaén, con las caras de Bélmez, casas señoriales o el Ayuntamiento.