Luces, cámaras, un helicóptero y… acción. Sí, han leído bien, un helicóptero. Un equipo de profesionales ha grabado las iglesias del Salvador, la Magdalena y Santa Ana desde el aire, utilizando medios de última tecnología como un dron teledirigido, con unos resultados espectaculares.

Bajo el título de «La primera piedra», este equipo de jóvenes profesionales de la comunicación audiovisual han logrado imágenes nunca vistas antes de estas joyas de arte hispalense. Para ello, pidieron permiso a los párrocos de cada uno de los templos, que aceptaron gustosamente. Así, en tres capítulos, uno para cada iglesia, han ido descubriendo los detalles más ocultos a la vista del público de los retablos, cubiertas e incluso las imágenes de los Cristos y Vírgenes que residen en ellas.

La idea partió de los productores Pedro García Izquierdo y Pablo Lucena Calderón, que han montado la productora Serendipia Audiovisual, y que han formado un equipo con el locutor Jorge Tomé; como guionista, el expregonero de la Semana Santa e historiador del Arte Francisco Javier Segura; y el operador de cámara Pablo Franco; además de la empresa Heliceando, contratada para captar las imágenes del helicóptero.

Pablo Lucena y Pedro García, los productores de «La primera piedra»

Pablo Lucena y Pedro García, productores de «La primera piedra»

Un proyecto financiado con recursos propios y que aún no ha visto la luz. Como explica Pedro García, «se trata de unir la alta definición, las imágenes y la música para explicar, mediante una narración profesional, el origen, historia y anécdotas que esconden estos templos tras sus muros». Cada capítulo, de unos 25 minutos de duración, muestra imágenes inéditas del Señor de Pasión, el Cristo del Amor o el Cristo del Calvario, entre otras, que reciben culto en las iglesias más emblemáticas de la ciudad tras la Catedral.

Aunque de momento sólo se puede ver un teaser de este proyecto, ya que el equipo se encuentra a la espera de encontrar patrocinadores y una plataforma donde emitirlo, en este resumen se aprecian imágenes desde el aire de los retablos barrocos de los templos o de su arquitectura. Asimismo, su intención es grabar más capítulos en otros templos destacados de la ciudad.

El proyecto ha sido alabado por el Consorcio de Turismo de Sevilla, ya que muestra una visión inédita de estos templos y que sirven de reclamo para los visitantes de la ciudad.