La imaginería ha hecho que Sevilla sea uno de los exponentes máximos en la escultura religiosa. El barroco eclosionó en la ciudad con artistas brillantes como Juan Martínez Montañes, Juan de Mesa, Alonso Cano o Pedro Roldán o su hija María Luisa Roldán, conocida como la Roldana. Una ruta repasa ese virtuosismo entre buries y gubias que se recuerda como la etapa más floreciente de la Escuela Sevillana.

Imaginero sevillano

La empresa Sacra Híspalis, que realiza itinerarios culturales para la interpretación del Arte Sacro, organiza una ruta que repasa los principales hitos de la escultura religiosa en Sevilla. Bajo el título «Las gubias de la fe. La imaginería», el recorrido propone visitas a distintas iglesias y al estudio del escultor e imaginero Salvador Madroñal Valle.

«Sin duda la escultura religiosa ha hecho que Sevilla sea un exponente máximo de este arte, al que se le une la devoción y la profesión», explican los organizadores de la ruta. «Los escultores de mayor abolengo llegaron a nuestra ciudad en diferentes etapas artísticas haciendo de la misma, la cuna de la imaginería. En la Sancta Sanctórum de los escultores imagineros veremos como testigos de excepción, cómo de la madera nace una obra de arte», afirman.

La ruta arranca en la hermandad de la Sagrada Lanzada, después se visita la Iglesia de San Martín de Tours, posteriormente a la la hermandad de la Divina Pastora de Santa Marina y, tras esta, al antiguo Hospital de San Bernardo y, por último, al taller del escultor e imaginero Salvador Madroñal Valle. El itinerario incidirá en la importancia del Santísimo Cristo de la Sagrada Lanzada, obra del escultor Antonio Illanes Rodríguez; la talla de María Santísima del Buen Fin, que data de 1810 y que es obra de Juan de Astorga ; o la de Nuestra Señora de la Esperanza Divina Enfermera, que data del siglo XVI.

La ruta está prevista para el viernes 27 de septiembre, comenzará a las seis y media de la tarde y tiene una duración de tres horas. Los interesados pueden hacer sus reservas por correo electrónico (sacrahispalis@gmail.com). La participación tiene un precio de diez euros y los niños menores de 14 años podrán acceder gratis.