«Mi primera Semana Santa de Sevilla». Así se denomina el proyecto editorial que lanzaron al mercado este Miércoles de Ceniza Pablo Borrallo y Teresa Guzmán, «un trabajo en forma de cuaderno de colores» dirigido a los más pequeños donde se realiza un recorrido cronológico de la Pasión a partir de los misterios más conocidos de la Semana Santa de Sevilla.

La Borriquita, La Cena o La Bofetá son sólo algunos de los pasajes representados a lo largo de sus más de 20 páginas. En total, 18 ilustraciones para colorear y aprender sobre la conmemoración de la pasión y muerte de Cristo. «El ámbito cofrade para niños aún está por tratar en la ciudad, por ello nos lanzamos con este coloreable, para que de una manera entretenida sirva como un primer acercamiento a la Semana Santa de Sevilla», apunta Pablo Borrallo.

Una Semana Santa gráfica y lúdica para los más pequeñosA la parte gráfica, cuya obra es íntegramente de Teresa Guzmán, licenciada en bellas Artes, se une la peculiar narrativa para acompañar cada dibujo. «Son textos catequéticos con lenguaje adaptado que introduce a los niños al episodio de la Pasión», añade Borrallo. El libro, de ediciones Alfar, es novedoso a la par que instructivo. Borrallo, un historiador muy vinculado al mundo de la literatura -es gerente de la librería San Pablo y autor de seis libros- tuvo clara la idea al percartarse del vacío existente en esta temática para el público infantil.

Y aunque es el primero de este género en su obra literaria, no descarta enfocar otros trabajos hacia este sector, abordando otros aspectos de la historia de la ciudad como los grandes personajes de Sevilla. «Tiene mucha aceptación y es un mercado muy demandado. Muchos padres vienen pidiendo este tipo de libros para los niños, sobre Semana Santa, y no lo cubre el mercado», apostilla.

Ahora, por un precio simbólico de 4,95 euros, está al alcance de todos. «Con esto no podemos enriquecernos, se hace por amor al arte y por amor a la Semana Santa de Sevilla». Y es que tanto Pablo como Teresa se confiesan «extremedamente cofrades, sin llegar a ser jartibles». Aunque en un principio está dirigido a los más pequeños, «cualquier persona lo puede pintar, el arte no conoce edades».

El libro, definido por su autor como una «catequésis gráfica y lúdica», se puede adquirir en cualquier librería de Sevilla, y también en otras ciudades como Córdoba, Huelva o Jerez. Un ejemplar que ha comenzado su andadura en el inicio de la Cuaresma y con un buen número de ventas en sus primeros días de existencia.