Récord absluto de participación en el maratón Ciudad de Sevilla 2013. El keniano Salomon Busiendich y la etíope Ehite Bizuayehu se han impuesto a los más de 7.000 corredores que recorrieron esta mañana el centro de la ciudad dirección Estadio Olímpico.

«Este maratón es una pasada, va a ser uno de los más importantes de Europa en pocos años, seguro si sigue esta línea» así lo expresaba el atleta olímpico Chema Martínez a su llegada a la línea de meta. El corredor quedó noveno convirtiéndose en el segundo español en llegar al Estadio Olímpico, tras Javier Díaz, que se adelantó por poco más de dos segundos.

El podio lo ocuparon el keniano Salomon Busiendich, el eritreo Yared Dagnaw Sharew y el también keniano Emmanuel Samal. Por su parte, la joven etíope Ehite Bizuayehu no solo ganó la carrera sino que ésta ha sido la primera victoria de larga distancia que ha conseguido en su carrera, «estoy muy satisfecha, ha sido una carrera casi perfecta para mi».

El espectacular circuito del Maratón 2013, que ha recorrido el casco histórico y los lugares más emblemáticos de la ciudad, ha hecho que la asistencia de los sevillanos haya crecido de forma considerable y las calles del centro se llenaran de público animando a los atletas.

En el dispositivo de organización de este maratón han participado también casi 500 efectivos de la policía local, 978 voluntarios tanto en el circuito como en meta, y 202 auxiliares para el corte de calles en el recorrido.

En cuanto a asistencia médica, ha habido unas 448 atenciones de carácter leves, tanto en el circuito como en la meta. La patologías generales han sido distensión, calambres, erosiones y trastornos gástricos con dos derivaciones hospitalarias uno con pronóstico leve y otro con pronóstico reservado.

El traslado de pronóstico reservado ha sido de una corredora del Reino Unido, de 29 años de edad que a la altura del kilómetro 37, en la calle Calatrava, ha sufrido un desfallecimiento. La policía local avisó de forma urgente a los servicios sanitarios que atendieron a la corredora de inmediato para estabilizarla y trasladarla a un centro hospitalario.