Romanos, árabes, cristianos…Los baños más que una necesidad higiénica o una imposición religiosa, fue, en la España medieval, una costumbre social, un privilegio para la época al que todos tuvieron acceso: mujeres y hombres, mayores y pequeños, ricos y pobres. En la actualidad, una calle recuerda la importancia de estas instalaciones a lo largo de la historia, la calle Baños.

El origen del nombre de esta calle del Casco Antiguo son los Baños de la Reina Mora, unas instalaciones almohades del siglo XIII que se encuentran en la calle Baños de Sevilla a la altura del número 23. Tras la reconquista de Sevilla siguieron funcionando como baños hasta el siglo XVI. Su administración se cedió a principios del siglo XIV al Cabildo Catedralicio y en 1542 fueron vendidos. En 1551 Antonio Gerónimo de Montalván y Ana Enríquez cedieron la propiedad para el recogimiento de mujeres públicas de la comunidad de monjas agustinas y se convirtió en el Convento del Dulce Nombre de Jesús.

En 1837 esta comunidad de monjas se unió a las monjas de San Leandro quedando el convento como casa de vecinos. En 1886 el edificio pasa a ser la Comandancia de Ingenieros. En 1976 se produce el desalojo y derribo del cuartel, respetándose las estancias del baño principal y aledañas, que fueron objeto de excavaciones durante los años 80 del siglo XX. Son titularidad del Ayuntamiento de Sevilla y en 1996 fueron declarados Bien de Interés Cultural.

La calle Baños pertenece casi en su totalidad al barrio de San Vicente, si bien es una linde del barrio, correspondiendo desde la plaza de la Gavidia hasta la calle Jesús de la Vera-Cruz su lado sur al barrio de la Encarnación-Regina. También se encuentra en esta calle, en el número 50, el Conservatorio Superior de Música de Sevilla, que ocupa el edificio del antiguo Convento de los Carmelitas Calzados.

La fundación del convento de Carmelitas Calzados de Sevilla se realiza en 1.358, en el mismo lugar que ocupa actualmente, parte de una manzana del Barrio de San Vicente, definida por las calles, Baños, Pascual de Gayangos, Goles y una callejuela que iba desde Baños a Pascual de Gayangos, hoy desaparecida, que transcurría por detrás del ábside de la Iglesia; callejuela que partía en dos la actual manzana definida por Baños, Pascual de Gayangos, Goles y San Vicente.