Sevilla acudía la pasada semana a Fitur, la feria internacional de turismo, para posicionar a la ciudad como destino de compras, un sector que mueve en Europa al rededor de 13.500 millones de euros. A la oferta artesanal de cerámica, joyas, mantilla y establecimientos tradicionales que conviven con franquicias de todo orden y nuevas zonas de comercio alternativo se le suman día a día nuevas marcas destinadas a clientes de un perfil más exclusivo. Pero, ¿qué marcas multinacionales todavía no han desembarcado en Sevilla?

Apple es un símbolo de distinción que huele las zonas frecuentadas por los clientes exclusivos. La marca de la manzana tiene once tiendas abiertas en España. En Andalucía, la única está en Marbella, en el parque Comercial La Cañada. El resto de establecimientos se reparten por Barcelona, Murcia Valladolid Valencia, Zaragoza o Madrid, donde la firma tiene hasta cuatro locales.

En Sevilla, los rumores sobre una posible apertura de Apple son rápidamente desmontados por la oficina de la marca de Cupertino en España. «Nunca hemos dado planes por anticipado», explican. «Nunca se avisa con anticipación sobre la futura apertura de una tienda; si por casualidad abriésemos un establecimiento la semana que viene, comenzaríamos a comunicarlo esta», detallan.

El hermetismo de Apple contrasta con las recurrentes especulaciones generadas en torno a otra de las marcas más ansiadas en Sevilla: Primark. La expectación es tal que existe una comunidad en Facebook con más de 5.000 usuarios pidiendo a la marca que abra un espacio en Sevilla.

La conocida multinacional irlandesa ha desatado todo tipo de rumores sobre su posible apertura en la ciudad. La comisaría de La Gavidia, el centro comercial Los Arcos y, finalmente el complejo Sevilla Park, que prevé asentarse en el puerto de las Delicias a finales de 2015. El propio alcalde se Sevilla, Juan Ignacio Zoido, avisaba de que el desembarco de Primark en la ciudad llegaría «cuando se despejen algunos» asuntos. La marca cuanta con 38 establecimientos en España, de los que siete están en Andalucía, dos en Cádiz, dos en Huelva, dos en Málaga y uno en Córdoba.

Plaza Nueva, zona de compras

Según el portal oficial de Turismo de España, Sevilla ofrece tres núcleos de compras para los turistas: el Casco Antiguo, Nervión y Triana. La Plaza Nueva siempre ha sido referente de las grandes marcas de moda. En este enclave, antes de la crisis llegaron a convivir firmas como Loewe con MaxMaraVictorio & Lucchino, que cerró su espacio para desplazarse a la calle Sierpes. Boutiques que se fueron y que hoy ocupan Carolina Herrera o Nespresso.

Pero las grandes marcas se resisten a entrar en Sevilla. Louis Vuitton, ChanelYves Saint Laurent, Dior… eligen la calle Serrano u Ortega y Gasset en Madrid; el paseo de Gracia de Barcelona o Puerto Banús en Marbella. Sevilla se descuelga del circuito ‘deluxe’, el que más dinero deja por día de alojamiento.

Cabría pensar que la llegada de las grandes multinacionales podrían llegar en época de bonanza y no en plena crisis, sin embargo, la tendencia en ciudades como Madrid es distinta. Precisamente, en plena recesión, firmas tan destacadas como Ferrari, Roberto CavalliMichael KorsAbercrombie & FitchHollister aprovecharon los bajos precios en los alquileres y el incremento en la disponibilidad de locales para asentarse en las zonas más exclusivas de la capital.

Esta tendencia se ha repetido en ciudades como San Sebastián, Valencia o Barcelona, no así en Sevilla, que sigue esperando el desembarco de las grandes marcas para sumar un argumento más con el que seducir a los turistas más exigentes.