De intercambiarse trucos de belleza a abrir un establecimiento donde la dermoestética es la protagonista. Dermochic es, además de un nuevo negocio situado en la céntrica calle Candilejo, la historia de Margarita, Carolina y María Victoria. Tres hermanas sevillanas para las que el cuidado de la piel es una opción con la que decir adiós a la crisis.

«Siempre nos hemos cuidado», explica Carolina Bustamante, la menor de las tres hermanas propietarias de Dermochic. Es arquitecta y, como no encuentra empleo «de lo suyo» está reciclándose haciendo un máster de experto universitario en Cosmética y Dermofarmacia. «Poco a poco nos estamos introduciendo en ese mundo», confiesa.

Dermochic, interior del establecimientoLa idea, que surgió hace un par de años en la mente de Margarita, ha ido cogiendo forma hasta que el pasado abril abrieron las puertas al público. «En principio pensamos en abrir una dermofarmacia; después, durante el proceso de creación del plan de negocio y de búsqueda del local, añadimos la consulta de dos doctoras medicoestéticas, María del Carmen Martín Marcos y Concepción de Rojas Sarabia; y por último, se unió la esteticista Sonia Montero», detalla Carolina.

Un negocio en auge

La crisis está cambiando el proceso de compra de productos de belleza. «Si bien antes la gente adquiría los cosméticos de altas firmas, ahora la tendencia es a buscar productos de gran calidad, que pueden competir con los anteriormente mencionados, pero con un menor coste», explica Carolina. «Es una opción que está creciendo a pasos agigantados», sostiene esta copropietaria.

«Ahora la gente demanda atención personalizada, y eso es justo lo que les facilitamos en Dermochic», asegura. «Anteponemos las personas a las ventas, eso nos diferencia de las grandes superficies», aclara Carolina.

En esa concepción de negocio coinciden Margarita, Carolina y María Victoria. Las reuniones familiares de estas tres hermanas «siempre se acaban hablando de Dermochic», confiesa Carolina. El ser hermanas «siempre es una ventaja». «Nos decimos lo que sea sin tapujos y eso facilita las cosas», añade.

Dermochic detalle de las manosTrucos de belleza

Sigue los consejos que Dermochic ofrecen a los lectores de Sevilla Ciudad. Cinco trucos para cinco ocasiones:

Para la vida diaria (intensifica tu tratamiento de noche): Una aceite esencial es la esencia más pura de la planta, con grandes propiedades cosméticas y terapéuticas. Este aceite aplicado todas las noches después del serum y antes de la crema, equilibra la piel, estimula la microcirculación cutánea y aporta mayor luminosidad.

Para ir de fiesta: Agua de belleza de Caudalie, agua termal con aceites esenciales (que fijan el maquillaje). Aplicar cuantas veces se quiera (hay que tener cuidado con las pieles sensibles).

Para días de mucho frío: Mascarilla de lavanda de mar, una planta rica en vitamina E y glicolípidos. Tiene efecto antioxidante y estimula la formación de ácido hialurónico. Por ello, después de un día frío de invierno, esta mascarilla calma e hidrata la piel restaurando la barrera cutánea. También se recomienda durante el día, como si fuera una crema hidratante, ya que aumenta la producción de colágeno y lo protege contra la degradación inducida por la UVA.

Para una ocasión especial: Mascarilla iluminadora con extracto de Camelia. Esta fórmula se aplica diez minutos antes del maquillaje como crema hidratante, entre sus componentes se encuentra el ácido hialurónico y extracto de mica que aporta un efecto tensor e iluminador a la piel.

Para después de una mala noche: Cuando has pasado una mala noche o simplemente una mala semana, esas en las que te despiertas con peor cara que la que te acostaste y con los ojos tan hinchado que no sabes dónde termina el parpado superior y dónde empieza el inferior. Para esas ocasiones, Dermochic recomienda el desmaquillante de ojos de Darphin (19 euros). Echas unas gotas de desmaquillante de ojos (si lo has colocado en la nevera mejor) en dos discos de algodón y los colocas sobre los ojos entre cinco y diez minutos, notarás cómo la inflamación baja y las bolsas se reducen.