Autoconocimiento, calma interior, aceptación de la vida y los procesos que concurren en ella o desdramatización de las perturbaciones. Los beneficios de practicar yoga son tan amplios como las técnicas utilizadas para alcanzarlos. Pero ¿cómo mejorar la condición física y mental gracias al yoga? Dos especialistas titulados en Yogaterapia abren en Sevilla el centro Esana Yoga, el primer paso para perseguir el equilibrio interior.

Lo primero que se hace al entrar en las salas Esana Yoga es descalzarse. «Eso nos ayuda a conectarnos con la tierra, además de ser un gesto de respeto hacia el espacio de la práctica», explica Álvaro Benot, uno de los responsables de Esana Yoga. Primera lección aprendida, ya en el interior de la sala, se dan las nociones básicas.

Posturas de yoga

(Fotografía: De izquierda a derecha, Viparita, Águila, Héroe y Árbol)

«El Yoga requiere, uno, que la respiración guíe al movimiento y no al contrario; y, dos, dedicar una atención plena a lo que se hace. Importa el aquí y el ahora», explica Mon Pueblas, la otra responsable de este nuevo centro. Tercera lección. «Las posturas, asanas en sánscrito, son secundarias; lo importante es la intención», detalla Mon.

Desmontado el primer mito, ese en el que se relaciona el yoga con posturas del todo inimaginables de ejecutar, prosigue la declaración de principios. «Para que exista yoga debe haber un equilibrio esfuerzo y abandono consciente; lo contrario sería hacer solo ejercício físico, pues el yoga es algo más completo», advierte Mon. Eso sí, «nunca se violenta al cuerpo; la clave es trabajar sin superar tus límites», especifica.

Posturas de yoga

(Fotografía: Triángulo y Torsión)

«Entendemos que el cuerpo no es el fin, es solo el medio para llegar al autoconocimiento», añade Álvaro. Y para llegar a ese punto, el yoga dispone de una serie de herramientas. «Asanas, la respiración, los mudras, los sankalpas o pensamientos semilla y los mantras.

Acabada la clase teórica. Empieza la práctica. Comienza con diez asanas de hatha yoga, una vertiente física de esta terapia milenaria.

En el centro de Sevilla

Ya luce el cartel de abierto en la calle Jerónimo Hernández número cuatro. A la sombra de las Setas de la Encarnación y a dos pasos del Regina Market, Mon Pueblas y Álvaro Benat han situado este nuevo espacio en el que el yoga es el protagonista. Meditación, hatha, yogaterapia, desarrollo transpersonal, desarrollo individualizado o programas para empresas. La oferta es amplia en este espacio de unos 250 metros cuadrados.

«Hemos priorizado el respeto al espacio personal necesario para practicar yoga con comodidad, unido a un diseño de las salas armónico y saludable, renovadores de aire, luz y ventilación natural, suelos de madera de roble natural…», enumeran los responsables de Esana Yoga. Los precios de sus servicios varían entre los 152 euros trimestrales, que dan derecho a dos clases por semana de hatha y a las que se deseen de meditación; hasta los 12 euros que cuesta una clase individual.

Álvaro y Mon proponen en este nuevo espacio una práctica de «yoga personalizado y adecuado a tu realidad actual, que pueda impregnar el día a día de quien lo practique, facilitando el bienestar individual y social». «La técnica será sólo una herramienta para que puedas desarrollar lo mejor que habita en ti, y, de esta forma, armonizar lo que sientes, lo que piensas y lo que haces», explican.

Posturas de Yoga

(Fotografía: De izquierda a derecha y de arriba hacia abajo, Estrella, Escuadra, Pequeño Puente y Barca.)