Nunca se echa de menos algo hasta que se necesita. Esa máxima cobra aún más sentido cuando de abastecimiento de agua se trata, y en Sevilla ese servicio tiene un nombre propio: Emasesa.

La empresa cumple 40 años de existencia en este 2014. Para ello, se ha dispuesto una exposición fotográfica en su sede social de la calle Escuelas Pías, donde, imagen a imagen, se repasan los momentos más importantes de su trayectoria, o mejor dicho, «de la historia del agua en Sevilla», en palabras de su consejero delegado, Jesús Maza.

Canalización de Pino Montano. Observe al operario dentro de la tubería

Canalización de Pino Montano. Observe al operario dentro de la tubería

El hilo conductor de la muestra son sus trabajadores. Presentados en un gran collage donde figuran «todos aquellos empleados de los que, aunque ya no se encuentren con nosotros, teníamos fotografía», explica el consejero.

Serán ellos los protagonistas de cada instantánea, los que hicieron efectiva cada canalización, trabajaron en cada inundación y a los que la empresa agradece su dedicación «por lo sacrificado de su trabajo, sin horarios».

Aunque es 1974 cuando se convierte en la Sociedad Anónima que hoy conocemos, salvo por su carácter metropolitano, que llegaría oficialmente en 2007 (venía prestando servicio a Dos Hermanas, La Rinconada, Alcalá de Guadaira y San Juan de Aznalfarache en décadas anteriores), la empresa hunde sus raíces mucho más atrás. En las últimas décadas del siglo XIX.

El Ayuntamiento de Sevilla necesitaba paliar el grave problema de abastecimiento y saneamiento de agua que había traído la pérdida de los manantiales tradicionales y la dudosa calidad del agua del río y los pozos, y, sobre todo, un exarcebado aumento de la población.

Tuberías de 500 mm en el puente de Los Remedios (1969)

Tuberías de 500 mm en el puente de Los Remedios (1969)

Lo que propone entonces es una concesión que se mantiene hasta 1957 y que tiene como brazo ejecutor a la compañía inglesa «Seville Water Works Company».

Como curiosidad, en la creación de esa «proto Emasesa» participaron «fundadores del Sevilla FC como Hugo MacColl, primer capitán del equipo, Cirilo Smith y Juan Mackenzie, jugadores, así como Eduard Johnson, primer presidente del club rojiblanco, y primer director de la empresa de abastecimiento en Sevilla» comenta el jefe de la División de Recursos Humanos, Pedro Arévalo.

A su término, fue el Consistorio el que asumió íntegramente la gestión, realizándose en la década de los 60 la desviación de algunos cauces y, en especial, la inauguración de la Estación de Tratamiento de Agua Potable en El Carambolo, ampliada en 1968.

El consejero delegado de Emasesa, Jesús Maza, durante la visita a la exposición

El consejero delegado de Emasesa, Jesús Maza, durante la visita a la exposición

Minilla, Gergal, Aracena, Zufre… la historia de Emasesa va en paralelo a esa lista de embalses, que se completará a finales de año con la puesta en uso del de Melonares, que aumentará la capacidad general en un 30-40%.

Existe otra lectura positiva: «hay existencias de agua para usarla holgadamente durante cuatro años en los que no cayera una gota», explica Maza, pero incidiendo en el uso responsable de la misma.

Para ello basta con observar las imágenes de la sequía del año 92, con los pantanos a cero, para activar las alertas. «El mayor logro de Emasesa es haber conseguido que, de los 190 litros que consumía una persona al día en aquel entonces, se haya pasado a los 112 litros actuales», concluye el consejero.

La exposición también da muestra de los cambios en la concepción del trabajo, pasando de instantáneas que exhiben obras sin ningún tipo de medida de seguridad para el operario, incluso en los años 70, a las punteras técnicas de investigación que Emasesa lleva a cabo en los últimos tiempos, con técnicos implicados en proyectos de ayuda en la India.

Futurista aspecto, el de la EDAR Ranilla, planta pionera en Andalucía en depuración de aguas residuales

Futurista aspecto, el de la EDAR Ranilla, planta pionera en Andalucía en depuración de aguas residuales

Mención aparte merece la EDAR Ranilla, para la más perfecta depuración de aguas residuales a través de un proceso anaeróbico y bajo cubierta, único en Andalucía, a pesar de que la UE obligará, bajo sanción, su implantación masiva para el 2015.

Nada mejor que detenerse en cada fotografía para comprender cada detalle, cada término, cada protagonista de esta empresa que abastece a 1.380.000 personas, de doce poblaciones, en la actualidad. Algo que podrá hacer hasta el próximo 3 de octubre, de lunes a viernes, en horario de mañana y tarde.