Sevilla es la tercera ciudad española donde más veces ha recaído el Gordo de Navidad. En total, 15 ocasiones en las que la suerte ha favorecido a los ciudadanos. Sin embargo, el primer premio lleva varios años esquivando la capital hispalense, donde no toca desde 1998. Aquel año, fueron las administraciones de lotería de la calle Sagasta y la Campana las encargadas de repartir millones de pesetas entre los sevillanos.

Precisamente la administración número 16, «Lotería Sagasta», es una de las más famosas de la ciudad. Ostenta el sobrenombre de «la de los millones» y, a tenor de los datos, no es casualidad: es la que más vende de toda Sevilla, y la lista de premios repartidos desde su fundación no se puede resumir en un par de líneas. Ese año, la oficina lo entregó íntegro a una vendedora de lotería del barrio de la Macarena.

Los Gordos más históricos

Aunque su nacimiento se remonta a 1919, fue a partir de 1954, año en el Isabel Cifrián Casado se hace cargo de la administración, cuando los premios empezaron a llenar de suerte la calle Sagasta. El Gordo de Navidad del 61, el segundo premio en el 63 y el Gordo de la Lotería del Niño en el 66 y 68. Los «felices 60» que terminaron por labrar la fama de esta administración sevillana. Después vinieron más, un tercer premio en el 81, el Gordo del Niño en el 1989 y el último primer premio de la Lotería de Navidad que ha celebrado Sevilla, el de 1998.

Portadas de ABC de Sevilla de los Gordos de Navidad de 1998 y 1961

Portadas de ABC de Sevilla de los Gordos de Navidad de 1998 y 1961-Hemeroteca ABC

Regentada por un nieto de Isabel Cifrián, Luis Giménez, la de la calle Sagasta sigue siendo una de las administraciones donde más esperas se forman para

Diciembre de 1963-Sagasta

Diciembre de 1963-Sagasta

comprar un décimo. Entre los compradores, turistas, sevillanos y gente de la provincia que aprovecha para buscar la suerte en esta céntrica calle. Según los vendedores, los últimos días es cuando más se nota la prisa por hacerse con un boleto de lotería. «Compro todos los años aquí, y eso que soy de Gines», confiesa José Luis, que va acompañado de su nieto y lleva más de diez minutos en la cola. A la pregunta de porqué lo hace en esa administración, lo tiene claro: «Es la más famosa y la que más premios ha dado».

 

«Lotería Sagasta» no es la única administración sevillana conocida por repartir millones en estas fechas. La administración «El Gato Negro», situada en plena Avenida de la Constitución y donde los más supersticiosos frotan el décimo en un gato negro de azulejo, la «Lluvia de Oro», en la plaza de la Encarnación, o la de La Campana, son otros de los enclaves más visitados en busca de la suerte. Sea el que sea el lugar elegido para comprar la lotería, en todos se pide lo mismo. «Que la fortuna llegue a los sevillanos, que se la merecen».