¿Tienes una idea? Si la respuesta es sí, te interesa seguir leyendo estas líneas para averiguar qué es Pechakucha. No busques en el diccionario, tampoco en el de otros idiomas. Este término, que deriva de otro japonés que imita el sonido de una conversación, da nombre a un evento interdisciplinar, donde arquitectura, sociología, diseño gráfico, moda, música, fotografía, diseño industrial, cine, multimedia, publicidad, antropología, medicina… encuentran un espacio de interacción. El teatro Alameda acoge este jueves la 17 edición de esta cita con la creatividad.

PechaKucha es un formato de presentación en el cual se expone un trabajo de manera sencilla e informal mediante 20 diapositivas mostradas durante 20 segundos cada una. Originalmente creado por Astrid Klein y Mark Dytham de Klein-Dytham Architecture (KDa) en Tokio en 2003 como un punto de encuentro para jóvenes diseñadores donde pudiesen mostrar sus obras en público e intercambiar opiniones. Desde entonces, el formato se ha extendido de manera vírica a otras ciudades alrededor del mundo. En la actualidad, 600 ciudades acogen este tipo de encuentros.

PechakuchaSevilla es pionera en acoger este tipo de presentaciones. Uno de los organizadores, Pablo Sendra, descubrió esta forma de generar sinergias en un viaje a Shanghai y, junto con varios alumnos de la Escuela Superior de Arquitectura de Sevilla agrupados en el colectivo Emerges, importaron el espíritu para convertirse en los primeros en organizar estos encuentros en España.

Además de Pechakucha, los responsables de esta idea en Sevilla son dos arquitectos, Pablo Sendra y Francisco Javier Martínez, y una periodista, Marta Morera, que ponen en marcha proyectos de arquitectura, diseño y arte urbano, comunicación, dirección de arte, investigación, publicaciones de libros… y una larga lista de servicios en su estudio de arquitectura, Lugadero (conócelos en este vídeo).

Casos de éxito

De Pechakucha ya han salido ideas con éxito, como la de la agencia SOPA, que participaron como ponentes y en la actualidad tienen una nutrida cartera de clientes y gozan de una excelente reputación en Sevilla y en Madrid, donde han inaugurado una oficina a principios del pasado verano. «Siempre hemos intentado que la gente que participa sea muy creativa, que nos cuenten su proyecto de vida y no se limiten a ser meros empresarios», detalla Marta Morera.

La idea fundamental de PechaKucha, que en Sevilla cuenta con la colaboración del Instituto de la Cultura y las Artes (ICAS) y el centro de iniciativas culturales de la Universidad (Cicus), es permitir compartir las ideas de diversos presentadores durante una noche, manteniendo un nivel de interés y atención alto mediante presentaciones muy concisas. Para ello se creó el formato 20×20 de PechaKucha: a cada presentador se le permite usar 20 imágenes o diapositivas, cada una de de las cuales es mostrada durante 20 segundos. En total, cada presentación transcurre durante seis minutos y 40 segundos, tras lo cual se hace una breve pausa y el siguiente presentador sube al escenario. Cada evento consta normalmente de unos 12 o 15 presentaciones.

«Al finalizar las presentaciones, el evento se transforma en un espacio de encuentro entre los participantes, provocando la unión entre innovadores con diferentes perfiles creativos. Es el momento de encontrar trabajo, un socio, de acercarse a los ponentes con preguntas, de disfrutar del ambiente, la música, de conocer personas, sus aspiraciones, inspiraciones…», explican en su página web los organizadores sevillanos.

Pechakucha

A partir de las 21.00 horas de este jueves 24 de abril, el teatro Alameda acogerá a una docena de ponentes con ideas tan dispares como la que proponen Antonio Barahona y Montse Díaz apuestan por «La silla eléctrica», un co-working de artistas en el que mediante el apoyo en el trabajo cooperativo, la libertad, la colaboración y las sinergias entre ellos definan el trabajo diario; o la revista Buk Magazín, una propuesta editorial actual, divertida y fresca, con diseño artístico muy personal, creado por las artistas gráficas Mariola Fernández Raposo y Eva María Espejo.

El perfil va desde personas de «18 a 40 años, que tenga una iniciativa, que sea creativo y con ganas de materializar su idea, aunque el evento está abierto a todo el que quiera y tenga algo que contar», explica Morera. «Hemos tenido ponentes que van desde un físico núclear a dibujantes de Disney», detalla. «Y entre el público hay ojeadores que suelen hablar con los ponentes al finalizar el acto», confiesa.

¿Tienes una idea? Si la respuesta es sí, y te ha interesado leer este reportaje para saber qué es Pechakucha, estás de suerte. Esta noche, a partir de las 21.00 horas, una docena de ideas te esperan en el teatro Alameda. Entradas a cinco euros.