Si Marty McFly necesitaba un DeLorean para volver al pasado en la película «Regreso al futuro», los sevillanos solo precisan de unas gafas para recrear parte de su historia. No hay ficción, es realidad. La empresa Past View ofrece a los visitantes de la capital un sistema para interpretar el espacio urbano e inmiscuirse en el encarcelamiento de Miguel de Cervantes en la Cárcel Real de la calle Sierpes en pleno siglo XV o dejarse guiar por el arquitecto Ali al Gomari, en el siglo XII, el día en el que se inaugura la mezquita que hoy es la Catedral de Sevilla.

«Past View es toda una experiencia sensorial. Es mucho más que una audioguía convencional», explican sus creadores de este tecnología, Elena Luque y Jorge Robles. En el poco más de un año que llevan en funcionamiento, ya han atendido a más de 10.000 usuarios. Nueve personas entre informáticos, infografistas, ingenieros o historiadores trabajan en esta sociedad que ya planea dar el salto a otras capitales como Barcelona, donde se implantará próximamente o Roma, donde ya están desarrollando un proyecto con el Coliseo. «Es una herramienta muy potente a la hora de comunicar», destacan sus creadores.

Past ViewGracias a Past View, el turista se puede sumergir en la Sevilla romana, gracias a la recreación de una casa a partir del atrio que se conserva en las ruinas halladas en la plaza de La Encarnación, bajo Metropol Parasol de Jurgüen Mayer.

Este dispositivo, en forma de gafas, permite al visitante adentrarse en el pasado a través de reconstrucciones virtuales y realidad aumentada que posibilita acercarse a los espacios patrimoniales de una manera cercana e inmersiva. Las imágenes virtuales no son simplemente recreaciones arquitectónicas sino que el usuario está presente en lugares llenos de vida, con personajes de la época, que actúan como cicerones.

Las gafas van conectadas a un smarthphone en donde el software permite al usuario acceder a los contenidos adicionales (información de monumentos, galería de imágenes, realidad aumentada, locuciones, etc.). El software lleva integrado un sistema GPS que mantiene permanentemente geolocalizado al visitante y mediante la aplicación de realidad aumentada se puede comparar el pasado y el presente de los principales monumentos de la ciudad. Con Past View se es parte de la historia al sumergirse en ella.

«Tiene diversidad de aplicaciones educativas (tanto a la comunidad escolar como universitaria), turísticas (con plataforma multilingüe),  o divulgación científica», explican sus responsables. El equipo multidisciplinar de Past View desarrolla el proyecto de manera integral. «El trabajo de documentación, la investigación científica y exhaustiva de cómo era ese espacio en una determinada época, sus usos, el modelado en 3D, la caracterización de los personajes, la aplicación informática que hace posible la interactuación», enumeran.

Recreación de past view

Sevilla es la primera ciudad del mundo en la que se puede disfrutar de la experiencia Past View. La ruta diseñada aborda todas las épocas históricas, los momentos de mayor esplendor de la capital hispalense: La Hispalis romana, la Isbiliya almohade, la Sevilla de Cervantes, la de Murillo… y la del siglo XXI. Para ello, se han establecido ocho puntos estratégicamente localizados junto a los principales monumentos y espacios de la ciudad: Metropol Parasol, la plaza del Salvador, la plaza de San Francisco, la Catedral-Puerta del Perdón, la Giralda, los Reales Alcázares, el Archivo de Indias y el Guadalquivir con la Torre del Oro.

Esta aplicación le valió a Sevilla el reconocimiento como ciudad innovadora. La aerolínea British Airways ha incluido a la ciudad en la lista de las 14 ciudades más innovadoras del mundo. Los responsables de la revista High life, perteneciente a la compañía aérea, destacan a la capital andaluza por incluir la tecnología Past View en su oferta turística. Sevilla, la única ciudad española de la lista, ocupa el undécimo puesto, por encima de metrópolis como Moscú, Dubai o Mumbai.