¿Qué hace un «viajero enfermizo» cuando el trabajo le falta? pues, está claro, viajar y mandarlo todo «a tomar por mundo». 252 días de viaje en los que visitarán más de veinte países, una experiencia que compartirán con todo el que esté interesado en saber cómo se hace este «macroviaje» gastando sólo 20 euros al día.

José Pablo García y María José Morón son dos periodistas con una amplia trayectoria en el mundo de la comunicación, pero este mes de septiembre sus respectivos programas televisivos no les renovaron, en ese momento comenzó la maquinación de la aventura de sus vidas. «Lo hemos planeado en un mes, pero llevábamos mucho tiempo pensándolo. Soy un «viajero enfermizo» y le he dado muchas vueltas a cumplir ese sueño de pasar un año de mi vida viajando» cuenta José Pablo.

Como todo plan, tenía una faceta de cálculos matemáticos. En Sevilla, entre el alquiler, la luz, el agua, el gas, la comida, el teléfono móvil, el seguro del coche, la gasolina y el gimnasio, podían llegar a gastar más de 10.000 euros anuales. Así que para José Pablo y María José no había marcha atrás, «para gastar dinero sentados en el sofá de casa, vámonos a tomar por mundo».

El boceto de un viaje de un año

Lo único que está claro en esta aventura es el vuelo de ida y el de vuelta, lo demás se presta a improvisación. Los primeros pasos que han dado en este «ambicioso» proyecto son, evidentemente, los de financiación «digamos que en este aspecto el proyecto se sostiene sobre dos patas: los patrocinadores y el crowfunding». En éste último caso no se ha realizado una financiación en masa al uso, ha sido creada por ellos mismos en su web, sin mínimos ni máximos y con una recompensa de lo más personal, «a el que colabore le enviamos una postal del sitio del mundo que él quiera como devolución de su contribución».

Pero no serán estas las únicas dos vías de financiación de la vuelta al mundo de estos sevillanos, «el viaje es una mezcla de ocio y trabajo. España no nos ofrece nada a los jóvenes y el trabajo que te ofrecen es de mala calidad, totalmente vergonzoso. Así que esta es una alternativa, esto no deja de ser una alternativa de emprendimiento» cuenta García que ve en este viaje una gran oportunidad laboral, creada por ellos mismos y que les va a permitir «llamar a muchas puertas».

Y es que, entre esos 10 kilos de peso que llevará cada uno tienen que entrar como imprescindibles, un ordenador, una cámara de fotos y una cámara de video. La razón es muy sencilla «utilizaré los contactos que tengo aquí, los medios a los que hago colaboraciones y les venderé reportajes de cada país que visitemos» además, José Pablo y María José van con la intención de que si «sale algo en Chile, Colombia o Perú está claro que vamos a aprovecharlo».

Con estas miras y esta corta pero intensa planificación, el próximo lunes José Pablo y María José con tan sólo una mochila de 10 kilos a sus espaldas, tomarán un avión con destino Londres y será ese el momento exacto en el que comenzará su vuelta al mundo low cost. A partir de ahí les esperan 252 días durante los que dormirán en más de veinte países, «la universidad de la calle durante todo el año».

20 euros al día

Y el secreto peor guardado de todos es el de los 20 euros al día que van a gasta estos periodistas en sus 252 jornadas de viaje. «A tomar por mundo es la vuelta al mundo low cost, es mucho más fácil de lo que la gente se piensa. Vamos a ir contando día a día los trucos, iremos resolviendo dudas, invitando a todo el mundo a que lo haga» cuentan haciendo hincapíe en que «probaremos todo tipo de forma de viajar, desde albergues, casas de amigos, hasta el couch surfing, para poder dar a conocer cuanto más mejor».

Casi un año entero de viaje y lo único porgramado es el viaje de ida y el de vuelta, vuelos que sí están cerrados con un coste total de 2.000 euros por persona. El resto dependerá de los autobuses, trenes e incluso caravanas que encuentren a su paso y de la buena gente dispuesta a acoger en su casa a dos periodistas con ganas de conocer la forma de vida de cada país.

El recorrido por el mundo solo permite el gasto de 20 euros al día, «teniendo en cuenta que la mayoría de países está en vías de desarrollo, no será tan difícil, teniendo en cuenta que nos olvidamos de hoteles ni alojamientos turísticos», y hará paradas de unos diez días en cada país, «aunque esto permite variaciones con respecto a las dimensiones del país, lugares como Argentina que es tan grande pues sí la veremos en diez días, otros países más pequeños podremos verlos en menos».

A tan sólo siete días de dar vida a un sueño y buscar su futuro profesional fuera de las fronteras españolas, José Pablo y María José ya han «dejado nuestra casa, dado de baja el seguro del coche, el gimnasio y el teléfono móvil». Han borrado por completo su vida en la capital hispalense para comenzar un periodo nómada que los mantendrán alejados de su país por casi un año. Para muchos estos dos sevillanos están locos, pero si «observamos el día a día de la gente, con un trabajo en malas condiciones, que no les hace feliz, una vida a la que solo le ata el amor por la estabilidad que tenemos inculcado aquí en España, y lo comparamos con la el día a día del viajero, ¿quién está más loco?».