Estimado lector, ¿está seguro de que desea leer este artículo? No conteste todavía. Vuelva a leer el titular. Tal vez la respuesta sea sí porque se sienta respaldado por la compañía de sus compañeros de trabajo. Por la luz del día. Medite. Piense en que llegará la madrugada y, tal vez, sienta un deseo irrefrenable de orinar. Piense en la oscuridad de este pasillo estrecho desde su habitación hasta el cuarto de baño. En los ruidos de su casa, aquellos que no logra identificar. Sienta el frío en los pies. Ha llegado al baño. Piense en el momento de encender la luz. Respire. Lea de nuevo el titular que lo ha conducido a esta noticia. ¿De verdad está seguro de querer leer este artículo?

Definitivamente, usted ha optado por el sí y esa es también la respuesta a otra pregunta. ¿Existen los fantasmas? «Sí, sí, existen», contesta con rotundidad el periodista e investigador de fenómenos paranormales José Manuel García Bautista. «He tenido la oportunidad de ver fenómenos extraños. Luces que se encienden y se apagan, grifos que se abren solos, descensos bruscos de temperatura, voces y susurros que nos hablan, me llaman por mi nombre… y materializaciones de sombras evanescentes. No sé si son o no fantasmas porque soy muy escéptico, pero son fenómenos inexplicables», confiesa el experto, que publicará en breve un libro sobre las casas encantadas de Sevilla.

1. El Coronel.

Fantasma del Coronel«Es el caso más sonado del centro de Sevilla», explica García Bautista. La historia se sitúa en la calle Arguijo, en el restaurante Vianda. «El antiguo dueño tenía problemas con los empleados, que afirmaban que allí se les aparecía un hombre», relata. «Se movían cosas y se escuchaban ruidos que incluso los clientes oían; pianos que sonaban solos…», detalla el periodista.

Un año y ocho meses de investigaciones, «en las que grabamos orbes (pelotas de luz) y psicofonías, descubrimos que se hablaba del fantasma del Coronel, el antiguo propietario que se ahorcó y que se estaba manifestando», desvela García Bautista. Parte de esa investigación se llegó a radiar en directo en el programa de Iker Jiménez, con el que colaboraba, y «pasamos de 150.000 oyentes, aquello fue un boom».

En la actualidad, y según las tesis del investigador, «el que ha querido montar un negocio allí, ha tenido problemas, es un sima y sigue, no termina de cuajar».

2. Facultad de Bellas Artes.

Cecilia Bohl de Faber«Se trata de un fantasma bastante definido», asegura el ufólogo. En este caso la Universidad de Sevilla encarga «por escrito» una investigación «paranormal» dada una serie de psicosis entre el personal de limpieza y seguridad del edificio que hablaban de una presencia. «Es la segunda vez en toda España que una universidad reclama este tipo de servicios, de ahí su importancia», aclara García Baustista. «Grabamos psicofonías, hicimos fotos… Se trata de Cecilia Böhl de Faber -enterrada en el Panteón de Sevillanos Ilustres de la Anunciación-», afirma.

Esta presencia «aparece en el nicho de Cecilia y se da una vuelta por el claustro de la Facultad, Casa Profesa de la Compañía de Jesús, por eso sabemos que es ella».

3. Antiguo teatro Álvarez Quintero.

Año 2002. Dos guardias de seguridad del edificio ven en los monitores cómo se abre y cierra una puerta. No dan importancia a lo ocurrido hasta que vuelve a repetirse el movimiento. En un barrido en las imágenes que graban las cámaras ven a una mujer andando por los pasillos. Corren rápido. No ven nada. Regresan a la sala de control y la mujer vuelve a aparecer en los monitores. Frío. Descenso brusco de las temperaturas. Se oyen quejíos. «Se palpaba el miedo cuando fuimos», explica García Bautista. «Los vigilantes se pusieron nerviosísimos», detalla. «Es un caso bastante espectacular, pero no sabemos quién era esa mujer», concluye.

4. Almacenes Vilima.

Planta Tercera, juguetería y zapatería. «Aquello era un no parar, los guardias de seguridad veían cómo los cochecitos se ponían en marcha y se distinguía un bulto», afirma. Zapatos que cambian de lugar… «Se vivía de forma intensa y las limpiadoras lo pasaban fatal», explica. «Se han registrado orbes siluetas extrañas y quizás sea uno de los casos que más respeto me entraña», confirma.

En 2004 se graba allí la película «El crimen ferpecto» de Alex de la Iglesia. «Cuando fueron a positivar los negativos, faltaba metraje y se habían registrado sonidos que nadie identificaba», desvela García Bautista. En ese mismo edificio, en el año 1968 se da un incendio en el que fallecen tres bomberos. «No estableceré yo la relación entre el fantasma y esas muertes; pero podría ser», afirma el ufólogo.

Actualmente, el edificio está cerrado «y eso que la situación -en la calle Puente y Pellón- es golosa», destaca el periodista. «A la gente le impresiona bastante y en alguna que otra ruta, los asistentes han grabado movimientos detrás de las ventanas», concluye.

Almacenes Vilima

5. Ayuntamiento de Sevilla.

«La propia Policía Local ve en la escalera principal a un monje que se pasea por los pasillos», desvela García Bautista. «Es un ser sombrío, tocado con hábito», puntualiza. «Incluso llega a grabar psicofonías», añade. «Palabras sueltas», detalla.

El actual Ayuntamiento está situado sobre el antiguo convento de San Francisco y, «para colmo, se enterraban allí mismo a las personas que fallecían dentro de este espacio conventual», afirma. «Es un caso en el que el fantasma tiene relación con el edificio que habita», argumenta el experto.

6. Capilla de San Onofre.

Capilla San Onofre«Es el fantasma más antiguo registrado en Sevilla», asegura García Bautista. Mes de noviembre. Un vecino, Juan de la Torre, entra a rezar en este espacio de Adoración Perpetua. De repente, para su sorpresa, ve como se aparece algo que masculla la misa en latín y se marcha. Extrañado por este hecho, pregunta al prior que le invita a prestarle ayuda», explica el experto.

«En una nueva aparición, Juan de la Torre, se dirige al fantasma y le pregunta si le puede ayudar en algo. El fantasma le contesta que durante una misa de difuntos le sobrevino la muerte y para expiar su culpa estaría allí purgando su pecado hasta que alguien le prestase ayuda», confiesa García Bautista.

7. Catedral de Sevilla.

Cardenal CienfuegosAbril. El personal de limpieza ejecuta sus trabajos con las puertas de la Catedral cerradas. Se oyen unas pisadas. Cada vez más cerca. De repente, una neblina se forma en la parte norte en una zona cercana a los sepulcros y «de ella surge la figura de un sacerdote vestido con hábito de jerarquía», relata García Bautista. «Aparece y desaparece», afirma.

«Quien mejor se ajusta a este relato es el Cardenal Cienfuegos, que huye de Sevilla por la peste a Italia, donde muere. Hay quien dice que quiere reposar en la Catedral y eso da a la historia una estética romántica y becqueriana», confiesa el experto.

8. Hospital de las Cinco Llagas (Distrito Macarena).

«Uno de los grandes edificios de Sevilla también acoge una buena historia», narra García Bautista. Los propios parlamentarios cuentan experiencias con una monja que se aparece en la antigua capilla, donde ahora está el arco parlamentario. Las apariciones datan de 1972 y la última experiencia con esta figura sorprendió hace escasos meses a «dos parlamentarias, una del PP y del PSOE».

«En una parte del hemiciclo aparece la figura de una monja; una parlamentaria se percata y avisa a la persona que tiene enfrente, otra parlamentaria del partido de la oposición, que ve también esa extraña figura», explica el investigador. Se trata de sor Úrsula, «una monja de la Orden de la Caridad extremadamente celosa de su trabajo y trata con dureza a los enfermos. La religiosa muere en la plaga de peste que azota Sevilla entre los años 1629 y 1649», detalla el periodista.

Hospital Cinco Llagas

9. Hogar Virgen de los Reyes (Distrito Macarena).

En este caso, el profesor de baile José David Flores tiene la oportunidad de ver en la zona del coro a una monja «con actitud severa». «Se queda helado, no sabe por dónde salir», explica García Bautista. Días después, los propios alumnos ven también a la religiosa. «Desde que se vio la monja fantasma los fenómenos han ido aumentando, se la puede ver cada cierto tiempo, cuando menos te la esperas, vestida con los hábitos de la orden. Pero es que desde esas primeras visiones hemos escuchado fuerte porrazos que surgen de la nada, alaridos, siseos e incluso nos han llegado a llamar por nuestro nombre o nos han dicho que ‘dejemos el lugar’, es algo realmente escalofriante», explicaba el propio Flores.

Otra de las apariciones las protagonizaba un niño con unas ojeras muy pronunciadas y el torso desnudo. E incluso niños procesionando. «Hemos llevado a la zona a sensitivas e hipnosensibles que han ratificado estas tesis», desvela García Bautista. «La explicación que damos es que ese edificio era una ampliación del Hospital de las Cinco Llagas», afirma.

«En esa zona se ha aparecido una monja de la Caridad que fallece en una epidemia. La religiosa descansa en los jardines del actual Parlamento Andaluz, una zona de fosas comunes en donde arrojaban los cadáveres que llegaban en carros», detalla el experto.

10. La calle San Luis.

«Los vecinos de la calle San Luis advierten desde hace tiempo de la existencia de figuras luminosas», desvela García Bautista. «En un solar en construcción se dan fenómenos extraños. Herramientas que se mueven por las noches, pisadas… Cuentan los vigilantes que de noche se oían voces, que algo los tocaba», narra el experto.

«Una noche decidieron colgar las herramientas, guardadas en un arcón, de una grúa; a la mañana siguiente encontraron las herramientas en el suelo y el arcón completamente cerrado», asegura el periodista.

El Centro Andaluz de Teatro, situado en la desacralizada Iglesia de San Luis de los Franceses, «fue en su día un hospicio en el que, según narran los expertos, se daba un mal trato a los niños, llegándose a registrar algunas muertes». «De vez en cuando se oyen aullidos de la cripta, donde se encontraron numerosos restos humanos», concluye García Bautista.

Iglesia de San Luis de los Franceses