Besos colectivos, besos individuales, besos adultos, besos inocentes, besos descarados, besos tímidos pero, al fin y al cabo, besos. Casi 40 parejas han participado en el concurso de la pastelería Colette que, con música en directo y degustación de pasteles, han creado el ambiente perfecto para solteros y emparejados en una tarde de viernes de San Valentín.

Antonio y Concha son dos sevillanos que paseaban este 14 de febrero por la Plaza Nueva. Al escuchar que se estaba celebrando un concurso que consistía en demostrar amor se sintieron la pareja perfecta para tal ocasión. Tenían que imitar la famosa foto de Robert Doisneu, en la que dos jóvenes se besan por una calle de París. El beso de Antonio y Concha fue uno de los más entrañables, paró por un segundo a la Plaza Nueva y es que emanaban cariño, ellos mismos afirman sentirse «como si tuvieran 16 años», a pesar de estar muy lejos de la adolescencia. Y es que esta linda pareja tienen 78 y 84 años respectivamente y aunque llevan usando su amor más de 50 años, «nos queremos como el primer día».

Y aunque a Diego y María del Mar les quedan unos cuantos años para imitar a la anterior pareja, éstos jóvenes apuntan maneras. Este San Valentín hacen 5 años de casados y, además, es el cumpleaños de Diego. Esta pareja pileña ha venido a Sevilla para celebrar este triple evento, «hemos ido a los baños árabes, almorzado en Santa Cruz y tomado café en el Horno de San Buenaventura» de donde venían antes de encontrarse con el concurso de Colette.

Así hasta 38 parejas han resumido su historia de amor en un beso público, pero solo podía haber una ganadora. Guillermo Martín y Marta Zumárraga serán los que disfruten de una noche en el Hotel Inglaterra y un desayuno en la pastelería organizadora. Cariño y pasión sobre ruedas, porque aunque han sido los que más se han aproximado a la imagen de Doisneau, estos dos jóvenes han participado en patines. Su naturalidad y el amor que se leía en sus gestos bien les ha valido el primer premio.