Virgen de…, Santísimo Cristo de…, Nuestra Señora de…, Jesús de… y así hasta 148 veces. El callejero de Sevilla dedica un 3,35 por ciento de nomenclátor a los titulares de hermandades. Priman las vírgenes a los cristos, lo que reafirma la devoción eminentemente mariana de la ciudad.

La influencia de las hermandades en la ciudad se puede medir, entre otras cuestiones, en el peso que estas tienen en el callejero de la ciudad. De hecho, hay hermandades presentes en las Juntas Municipales de Distrito, como es el caso de la Hermandad del Calvario, que tiene voz y voto en el Pleno del Casco Antiguo.

Precisamente, las Juntas Municipales de Distrito suponen el primer punto del que parten las solicitudes que afectan a la rotulación de las calles de Sevilla, aunque es el Servicio de Estadística del Ayuntamiento quien tiene finalmente la competencia en esta materia. Está en manos de las asociaciones y partidos políticos proponer y votar para decidir elevar al callejero el nombre del titular de una hermandad.

En Sevilla hay 78 calles dedicadas a las vírgenes. Virgen de Loreto, plaza Virgen de la Amargura, Virgen de África… La mayoría de ellas están situadas en el Distrito Los Remedios. Además, 19 de las vías del nomenclátor sevillano están rotuladas con un Nuestra Señora de… las Mercedes, los Ángeles, los Desamparados, Valme o del Carmen. También se puede encontrar la fórmula Santa María de… Ordás, del Reposo o de los Reyes, y así hasta en 16 calles. Por último, en cuanto a vírgenes se refiere, algunas gozan de nombre propio. Macarena, Esperanza de Triana o Rocío. Todas suman más de 120 calles.

La presencia de cristos en las calles de Sevilla también es relevante. Hay hasta cuatro fórmulas. Cristo de…, con 18; Nuestro Padre…, con cuatro; Jesús…, con diez; o Santísimo…, con tres. Más de 40 calles. No hay, sin embargo, presencia de hermandades en el callejero. En Sevilla solo se encuentra un caso, el de la Hermandad del Rocío de Triana, que da nombre a una plaza en Triana.

Por distritos, la mayor parte de los nombres de calles dedicadas a algún titular de hermandades se encuentra en el Distrito Casco Antiguo, dada la proximidad de estas calles con las distintas sedes. En el resto de distritos, la presencia es menor y se reduce a las hermandades de dichos barrios. Salvo en Los Remedios, donde sí proliferan nombres de vírgenes.