Happy, happy, happy… Sevilla se suma a la fiebre mundial en torno a la canción de Pharrell Williams, tema con el que ha sido número uno en los Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia, España, entre otros muchos países y con la que estuvo nominado al Óscar en la categoría de Mejor Canción Original. No hay país en el que no se haya rodado una versión del videoclip que catapultó a la fama a este joven de Virginia y, si hasta el mismo Vaticano tiene su «Happy» particular, por qué Sevilla iba a ser menos. Los estudiantes de la residencia universitaria Armendariz se han puesto manos a la obra para mostrar su felicidad al mundo.

La Giralda, la Torre del Oro, el Palacio de San Telmo, la Catedral, la Maestranza, el parque de María Luisa, la Alameda de Hércules… y el Benito Villamarín, también el Pizjuán. Sevilla muestra su mejor cara, la más «happy». El vídeo, colgado en el portal Youtube, ya suma más de 150.000 reproducciones y ha sido compartido casi mil veces en Facebook y Twitter.

Happy «Las visitas suben a un ritmo de unas 3.000 por día, la mitad de Estados Unidos, y no hay país en el que no se haya visto nuestro vídeo, aunque donde más se ha reproducido es en España, Estados Unidos, Italia, Argelia, Alemania, Francia o Marruecos», explica Fernando Espadero, ideólogo de esta iniciativa y estudiante de Ingeniería de Diseño Industrial y Desarrollo de Producto. «Siempre me gustó el audiovisual y hacer el vídeo ha sido una forma de sacarme la espinita», explica este universitario de Ciudad Real que lleva tres años viviendo en Sevilla.

Desde enero, este grupo de jóvenes lleva maquinando la idea. «Hay muy buen rollo entre los residentes y nos parecía que grabar el vídeo era una forma de conocer la ciudad y difundirla en todo el mundo», asegura Espadero. Y todo sin gastar ni un solo euro.

Días de ensayo, búsqueda de material… y a grabar. Una treintena de jóvenes se echó a la calle durante un mes y, tras un fin de semana de montaje, el resultado se puede ver en todo el mundo. «Queríamos formar parte del movimiento viral y nos planteamos que el vídeo podría tener unas 7.000 visitas, en ningún momento esperamos las repercusión que está teniendo», confiesa Espadero. «Estamos muy contentos de poder promocionar la ciudad y, desde el momento de la concepción de la idea, nos quisimos alejar de los tópicos; es una forma de agradecer a Sevilla la acogida que ha tenido con nosotros», detalla el director del vídeo.

Happy

 

Amateur y profesionales

Hay quien también utiliza el vídeo para promocionar su negocio y, de paso, la ciudad. Es el caso de Raíces Peluqueros, que tiene dos locales en Sevilla y que este sábado graba su versión del «Happy» por las calles del centro de la ciudad. Más de 150 personas están convocadas para danzar por el entorno de la torre del Oro, por Marqués de Contadero o por la Alameda de Hércules y la Avenida de la Constitución.

El convocante, Manuel María González, lleva tres meses trabajando la idea, gestionando los permisos municipales e invirtiendo su dinero y tiempo en hacer de esta iniciativa un acto de comunicación que repercuta positivamente en su marca al tiempo que promociona sus servicios de peluquería y maquillaje.

Del vídeo amateur de los estudiantes de la residencia universitaria Armendariz a la versión profesional del peluquero. «Hemos conseguido siete grupos de bailarines de Hiphop, de funky, de salsa, de flamenco, de capoeira… actores de teatro y grafiteros», explica González, que invita a los sevillanos a sumarse a esta actividad. «El objetivo es echar un buen rato», asegura. En definitiva, pasarlo happy.