El Cerro del Águila presume de tener en su callejero el apellido de una de las familias, que junto con los reyes castellanos, reconquistaron Sevilla tras su invasión por los árabes. La calle Afán de Ribera es mucho más que un símbolo en el Cerro, es tradición, es pasado e historia de la ciudad de Sevilla.

Fue en el año 1936 cuando la capital hispalense quiso rendir homenaje a dicho linaje y rotuló con el nombre de Afán de Ribera, la que hasta el momento se llamaba calle Julio Antonio. Este nombramiento reconoció la casta y el valor de una familia que lo dio todo por la ciudad. Sangre y muerte por la recuperación de la capital de Andalucía y otros pueblos que habían sido conquistados por los árabes.

Los Afán de Ribera tuvieron el honor en la reconquista de Sevilla de 1248 que el rey Fernando III nombrase como Adelantado Mayor de Andalucía a Don Per Afán de Ribera. Él y sus descendientes vivieron en primera persona la recuperación de los pueblos andaluces hasta culminar con la toma de Granada en 1492. La hazaña no fue fácil, fueron casi dos siglos de cruzadas. Casi todos los pueblos andaluces en poder de los árabes fueron ganados a base de feroces combates en los que murieron muchos de sus antepasados.

Una vez asentados en Andalucía, los Afán de Ribera o Casa de Ribera, destacaron por su labor de buen hacer, mecenazgo y de algo difícil de entender en aquella época: «conciencia social». De ahí que Doña Catalina de Ribera, ilustre antepasada, donase a Sevilla el Hospital por entonces más importante de Europa para atender a la numerosa población necesitada. El hospital conocido como el de la Sangre o de las Cinco Llagas.

Sus antepasados establecieron un Vía Crucis desde la Casa de Pilatos hasta el Templete de la Cruz del Campo en la calle Luis Montoto, con un recorrido similar al realizado por Nuestro Señor Jesucristo durante su Calvario en Jerusalén. Fue éste el precedente de lo que hoy todo el mundo conoce como Semana Santa en Sevilla.

Para los cerreños es un orgullo tener entre sus calles el nombre de esta familia tan reconocida en toda España. Pero… ¿Recuerdan cuando pudo desaparecer el nombre de la calle Afán de Ribera del callejero sevillano?

Cuando la calle Afán de Ribera estuvo a punto de desaparecer

En el año 2009, durante el mandato de Alfredo Sánchez Monteseirín, la calle Afán de Ribera estuvo a punto de desaparecer. El gobierno de Sánchez Monteseirín quiso rebautizarla con el nombre de cardenal Amigo Vallejo.

La polémica no se hizo esperar y vecinos y la propia familia Afán de Ribera se pusieron en pie ante tal propuesta. En un escrito, los descendientes de tal linaje expusieron al edil su malestar por no haberle comunicado la noticia con anterioridad a su publicación. Así, con todo el respeto que se merece el cardenal Amigo Vallejo aclararon que «mostramos nuestro respeto por su enorme obra apostólica realizada durante sus muchos años al servicio de los sevillanos y sin duda merece no sólo el homenaje de dedicarle una calle en nuestra ciudad, sino que quizás debiéramos plantearnos solicitar al Vaticano la prórroga de su mandato, dada su valía y su relativa juventud».

De esta forma, exponían su reconocimiento al cardenal e instaban a los vecinos de la calle Afán de Ribera a opinar sobre este asunto, así añadieron «si ellos lo consideran oportuno, por nuestra parte no hay objeción, todo lo contrario, sería un honor el cambio de rotulación en favor del cardenal».

Finalmente esta propuesta quedó en aguas de borrajas y la calle, con el voto de los vecinos, ha seguido llamándose hasta wl día de hoy Afán de Ribera, seña de identidad del Cerro del Águila.