El club «Amigos Deportivos Cerro del Águila» cuenta con un total de ocho equipos federados, que engloban a unas 250 personas contando con el cuerpo técnico. En concreto, se compone de un equipo benjamín, uno alevín, dos infantil, dos cadetes, uno juvenil y uno senior que despuntan en distintas categorías. Sin embargo, el club se encuentra en una «difícil situación económica», por lo que el presidente de la entidad, José Vaca, declara que «es muy probable que para el año próximo nos veamos obligados a retirar dos equipos, un cadete y un infantil, ya que estamos asfixiados con los gastos».

El presidente manifiesta que la filosofía principal del AD Cerro del Águila es que «ningún niño pague nada por pertenecer al club». Para ello, «al principio de la temporada le damos a cada miembro de nuestros equipos 60 papeletas para que las vendan a dos euros cada una, para que sea la recaudación obtenida la que pague los gastos correspondientes a las equipaciones y a la federación y no tenga que salir del bolsillo de las familias». Aparte, la propia directiva realiza también varios sorteos a lo largo del año con el objetivo de «aumentar nuestros fondos y seguir adelante, pero las cuentas siguen sin salir», apunta Vaca.

Por ello, el presidente ha mandado un mensaje a los vecinos del Cerro del Águila, manifestando que «necesitamos que el barrio esté con su equipo más que nunca». Así, ha instado a los todos los residentes y aficionados al fútbol del distrito Cerro-Amate a que «se saquen el carné y venga a apoyar al AD Cerro al campo en Hytasa, donde jugamos todos los sábados y los domingos, pues necesitamos hacer taquilla para seguir adelante».

El directivo resalta la «encomiable labor» del club deportivo al «enseñar a los niños a jugar al fútbol, inculcándole valores sanos y facilitándoles la práctica de un ejercicio que los aleje de delinquir en las calles». Además, señala que «los resultados también nos avalan pues hemos subido a tercera división en dos ocasiones».

El club entrena de lunes a viernes, de 17:00 a 22:00 horas en el campo de tierra del Polideportivo Hytasa, unas instalaciones que mantiene una junta rectora a la que pertenecen también el club Unión 70, del barrio de Su Eminencia, y el club Híspalis, de la barriada del mismo nombre, y que aspira a que, «en un futuro lo más cercano posible, los entrenamientos puedan realizarse sobre césped artificial».

El próximo año, el AD Cerro del Águila cumplirá 20 años, una efemérides que «a la directiva le gustaría celebrar, pero todo dependerá del estado en el que se encuentre el club entonces», apunta el presidente.