La segunda jornada de la clausura de los talleres socioculturales del Distrito Cerro-Amate, celebrada este pasado jueves, estuvo marcada por el emotivo reconocimiento a Josefa Gómez Rodríguez. El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, y el delegado del distrito, José Miguel Luque, fueron los encargados de entregarle una placa de agradecimiento por ser la señora más mayor que participa en los talleres de la zona.

Josefa Gómez a sus 89 años de edad sigue cada tarde asistiendo al taller de bordado en mantón y mantilla. A pesar de que sus manos ya no le responden como a las de una jovencita, esta vecina del Distrito Cerro-Amate es una de las más aplicadas de la clase. En su pensamiento no existe la posibilidad de faltar a su cita semanal con la aguja y el dedal y es que como dice su monitora, Rosario Solís «es una persona admirable por su constancia, fuerza de voluntad y por la alegría que irradia».

Desconocemos la alegría que aporta a sus compañeras en cada tarde de trabajo, pero si sabemos que ayer se le derramaron lágrimas de felicidad al recibir este homenaje. El público y sus familiares se deshicieron en halagos hacia ella y cuando recogió el premio rompieron en un caluroso aplauso. Ella sólo supo decir «gracias», la emoción no la dejó pronuciar ni una palabra más.

Ayer se vivió una emotiva fiesta  de clausura de los talleres en el distrito, pero los festejos no paran en esta zona de Sevilla ya que esta tarde siguen de celebración con una nueva edición de final de curso. Esta tarde y el sábado a partir de las 20:30 horas todos los vecinos volverán al colegio Candelarias para ver es resto de trabajos que han realizado durante todo el año los alumnos y alumnas de los talleres socioculturales. Además, hoy durante todo la mañana, de 10 a 14 horas los trabajos estarán expuestos en el centro cívico Cerro del Águila.