En una casa de la calle Virgilio Mattoni hay guardado un gran tesoro que embelesaría a los vecinos del Cerro del Águila. El dueño de tal riqueza es Luis Montoto. Las estanterías de su despacho están ocupadas por valiosos documentos que forman uno a uno, uniendo cada pieza, la historia del Cerro del Águila desde sus inicios hasta hoy día.

Montoto, orgulloso de sus pertenencias, ha desempolvado una decena de fotografías que hablan por si solas de este barrio de la capital hispalense. Un fortuna en forma de imágenes, que como él dice, no deben de estar apiladas en unas baldas sino que deben ver la luz para destellar a todos aquellos ciudadanos que son ahora la historia viva de Sevilla.

Resultados tras el estadillo del polvorín de Santa Bárbara en el año 1941

Resultados tras el estallido del polvorín de Santa Bárbara en el año 1941

En esta fotografía se aprecian los destrozos que ocasionó la explosión del polvorín de Santa Bárbara en marzo de 1941. Esta explosión se sintió en toda Sevilla y tuvo consecuencias devastadoras en el Cerro del Águila. Llegó a afectar a más de 300 casas de la zona, dejando las viviendas totalmente destruidas.

Riada del Tamarguillo en la actual Plaza Ruperto Chap, años 60

Riada del Tamarguillo en la actual Plaza Ruperto Chap, años 60

Esta era la imagen que presentaba la actual Plaza Ruperto Chapi en los años 60 en una de las numerosas riadas del Tamarguillo. Cuenta Luis Montoto, que esta escena era muy típica en la zona en esta época, hasta que se ejecutó el proyecto que consistió en desviar el Tamarguillo aguas arribas de Sevilla para que desembocara directamente en el Guadalquivir. Al fondo de la foto se ve la calle Aragón, esquina con Tomás Pérez.

Casa del Cerro del Águila nevada en el año 1948

Casa del Cerro del Águila nevada en el año 1948

El mes de febrero del año 1948 fue especialmente frío en Sevilla, tanto es así que ocurrió un hecho insólito en esta ciudad, las calles se llenaron de nieve. Tal y como se ve en la fotografía, familias enteras salieron para disfrutar del blanco escenario que deja una nevada. La imagen presenta la azotea de la casa, donde daba clases la profesora Juliana Gómez en la calle Virgilio Mattoni, esquina Afán de Rivera.

El tranvía pasando por la antigua calle Héroes de Toledo

El tranvía pasando por la antigua calle Héroes de Toledo

Por la antigua calle Héroes de Toledo, actualmente la avenida Hytasa, pasaba el tranvía. Cuenta Montoto que era una avenida preciosa en la que a ambos lados había enormes eucaliptos que hacía muy agradable el paseo por dicha vía.

«Pianillo», un vecino muy famoso del Cerro del Águila

«Pianillo», un vecino muy famoso del Cerro del Águila

«Pianillo» era un vecino muy famoso del Cerro del Águila, que según cuenta Luis Montoto se encargaba de poner banda sonora a las calles del barrio. Con su burro y su orquesta ambulante iba parándose por las esquinas tocando melodías y los vecinos se quedaban a bailar al son de la música.

Fachada del cine de verano Casablanca

Fachada del cine de verano Casablanca

La imagen presenta la fachada del cine de verano Casablanca. En el año 1941, cuando estalló el polvorín de Santa Bárbara, el solar del interior del cine sirvió como centro de socorro para atender a los afectados.  En 1987, tras unos años sin hacerse uso del espacio como cine de verano, fue destruido y se hicieron viviendas.

Salón El Caserio

Salón El Caserío

En la fotografía se ve el antiguo salón de celebraciones El Caserío, actualmente conocido como Los Molinos, situado en la calle Párroco Antonio Gómez Villalobos. Hoy día sigue siendo un restaurante muy conocido en el Cerro del Águila por sus grandes instalaciones para festejar eventos.

Puente de la Frontera, años 40

Puente de la Frontera, años 40

El Tamarguillo y sus riadas daban muchos quebraderos de cabeza a los vecinos del Cerro del Águila, según cuenta Montoto. Este vecino indica que esta riada fue en los años 40 y llegó a sobrepasar algunos escalones del llamado, por aquel entonces, Puente de la Frontera. Añade Luis que esta zona no tenía muy buena fama y que a partir de las 10 de la noche era mejor no pasear sólo por ese lugar.

Plaza Ruperto Chapi

Plaza Ruperto Chapi

Según cuenta Montoto, la Plaza Ruperto Chapi era un punto de reunión para los vecinos. Allí se reunían para tomar el fresco los cerreños, mientras que los pequeños disfrutaban de los columpios que había en el solar.

La cofradía del Cerro llega por primera vez a la Campana, en 1989

La cofradía del Cerro llega por primera vez a la Campana, en 1989

El 21 de marzo de 1989, Martes Santo, por primera vez en la historia un nazareno del Cerro del Águila pedía la venia en la Campana para pasar por la Carrera Oficial. La hermandad fue recibida por el por entonces arzobispo de Sevilla, fray Carlos Amigo Vallejo. El Cerro rompía esa frontera que parecía imposible. Era la materialización de la conexión entre el barrio y la ciudad, articulada por la cofradía. Posteriormente, la coronación de la Virgen de los Dolores en el año 2002 fue el último gran hito para este barrio antaño allende las fronteras físicas de la ciudad y, ahora, perfectamente integrado aunque con un cariz de arrabal que no perderá jamás.