La Velá de Nuestra Señora de los Dolores no sería lo mismo sin su cartel anunciador. Setenta y tres años llevan acompañando estas obras a la fiesta. Al igual que el pregonero, las casetas o los premiados, el cartel es parte fundamental de este festejo con solera. Como su propio nombre indica anuncia y proclama a todos los vecinos a través de su presentación la llegada de la fiesta por antonomasia de esta barriada de la ciudad de Sevilla

Este año se cumple el 73 aniversario de la velá y como novedad el centro cívico del Cerro del Águila acoge una exposición con los carteles anunciadores desde el pasado 22 hasta el 27 de septiembre.

La evolución del tiempo está presente en las diferentes obras. Estos son los carteles que han dejado huella en los cerreños y que más de uno no habrá olvidado.

Antonio Manuel de la Puente Herrera-Macías 2001

Antonio Manuel de la Puente Herrera-Macías 2001

A lo largo de la historia, los carteles han tenido distintas etapas y concepciones. Cada autor ha plasmado sus sentimientos a través de la pintura de maneras muy diferentes. El resultado es variado, se puede observar en las fotos.

Alfredo García López 2003

Alfredo García López 2003

Dicen que este año, José Miguel Luque, delegado del distrito y autor del cartel de esta edición de la velá, ha recuperado la esencia de los carteles antiguos. Juan Manuel Bermúdez Requena, escritor de La Velá de Nuestra Señora de los Dolores del Cerro del Águila, apoya esta opinión y defiende que «Luque ha sido capaz de insinuar a simple vista al espectador el sentido para el cual dicho cartel se ha creado, desde un marcado y logrado simbolismo».

Alfredo García López 2004

Alfredo García López 2004

Bermúdez, como especialista de la Velá de Nuestra Señora de los Dolores, opina que ha habido ediciones en la que los carteles han sido desafortunados. Apunta que «desde mi punto de vista un cartel tienes que ser eso mismo: un cartel», y explica «un cartel no es un conglomerado barroquizante de motivos engarzados o dispuestos con mayor o menor fortuna, sino una obra donde el motivo principal sea capaz de insinuar a simple vista al espectador el sentido de la obra».

Francisco Olid Durá 2008

Francisco Olid Durán 2008

Este cartel de 2008, a difernecia de los otros, no tiene ningún motivo religioso en la imagen. Es una obra que muestra el carácter festivo de la velá. Casualmente la edición número 67 de la velá se inició el mismo día que la de este año.

Benito Rico 2009

Benito Rico 2009

Esta obra es del pintor autodidacta Benito Rico. Considerado «cerreño por los cuatro costaos». Tuvo la oportunidad de hacer el cartel de la velá de su barrio en el año 2009.

Rocío Márquez Rodríguez 2010

Rocío Márquez Rodríguez 2010

Rocío Márquez Rodríguez fue la encargada de representar el cartel anunciador de 2010, tras varios años en los que los artistas encargados de hacerlo eran hombres.

Carolina López Lara 2011

Carolina López Lara 2011

La 70 edición de la Velá del Cerró del Águila se celebró con este cartel, obra de la artista Carolina López Lara.

José Antonio Martín Ávalos 2012

José Antonio Martín Ávalos 2012

La 71 edición de la Velá del Cerro estuvo marcada por un cambio de sitio. En el año 2012 dejó la calle Pedro Muñoz Torres, donde se celebrabra en los últimos años, para ubicarse en la calle Salvador Távora, donde a seguido hasta esta fecha.

Adrián Riquelme Plaza 2013

Adrián Riquelme Plaza 2013

El cartelista del año 2013 fue un joven pintor y vecino del Cerro, licenciado en Bellas Artes. A su obra la llamó «Causa de nuestra alegría».

José Miguel Luque 2014

José Miguel Luque 2014

Este es el cartel anunciador de este año, obra de José Miguel Luque. Una obra cargada de simbolismo, ya que como cuenta Juan Manuel Bermúdez plasma el significado de la fiesta «una cadeneta de farolillos que se adentra en una puerta; no es una puerta cualquiera, rápidamente identificamos la puerta de la parroquia, el lugar donde todo comenzó. Y los farolillos no están colocados al azar, insinúa un manto que penetra por dicha puerta, una acusada composición lineal que hace que la vista nos lleve a buscar detrás de dicha puerta, incluso el autor nos da una pista, pues algunos farolillos dibujan unos trazos barrocos que nos recuerdan de quién es ese manto: la Virgen de los Dolores».