La asociación de Amigos del Parque Amate nació a comienzos de este año con el objetivo de «abrir un canal de comunicación con el Ayuntamiento de Sevilla para proponer actividades y trabajar en común para dinamizar este entorno con actividades atractivas desde el punto de vista deportivo, cultural, educativo y social».

La entidad, que está dando sus primeros pasos, surge «desde la iniciativa de unos pocos ciudadanos de Sevilla, vecinos de la zona próxima al Parque Amate y usuarios habituales del mismo, que se plantean qué pueden hacer para mejorar el parque que consideran como propio». De esta forma, «empezamos a contactar los unos con los otros, y decidimos conformarnos como asociación, siendo actualmente unos 40 socios los que tiramos de este proyecto», destaca el presidente Sergio Castañeda.

Amigos del Parque Amate está realizando sus primeras gestiones con otras entidades para darse a conocer y empezar a fomentar el debate sobre cómo mejorar la vida en este pulmón verde del distrito Cerro-Amate, ya que «queremos que el parque sea atractivo y no sólo para los amantes del deporte, sino para todos los vecinos, teniendo en cuenta que el distrito aglutina 130 nacionalidades distintas, por lo que proyectamos hacer de este parque un gran espacio integrador para todas las culturas y de todas las edades».

En este sentido, la asociación ha contactado ya con algunos colegios del entorno y participará en una convivencia que realizarán los colegios Victoria Díez y Safa Blanca Paloma de Tres Barrios en el Parque Amate, una jornada en la que «queremos contar con un experto para que realice, junto con los escolares, un recorrido botánico por el entorno».

La instalación de paneles informativos de la flora y fauna presente en el Parque Amate, así como la colocación de mapas de situación es uno de los proyectos que tiene la entidad para mejorar la comunicación en esta zona verde, para la que conciben también ideas como «dotar de aseos públicos el parque, aumentar las fuentes de agua, colocar más equipamientos deportivos y bancos o la creación de una escuela de Tai Chi para los mayores».

«Nuestro deseo es que en el parque exista un programa regular de actividades que se prolongue durante todo el año, y queremos organizar convivencias con el resto de entidades que funcionan en el distrito, para contagiarles nuestro entusiamo y aprecio por este entorno», señala el presidente.

La entidad ha creado un blog participativo para que «cualquier asociación, sea de la índole que sea, o cualquier vecino a título individual comparta con nosotros sus sugerencias e ideas para mejorar el entorno del parque, con el objetivo de erradicar por completo etiquetas peyorativas que lo han estado acompañando por demasiado tiempo». Unos calificativos negativos que, «afortunadamente, sobre todo gracias a la apertura de la nueva comisaría del Cerro-Amate, están ya prácticamente desparecidos».