Carretera de Sevilla a Carmona. Kilómetro cuatro. Año 1936. 11 de agosto. Tres detenidos son fusilados por varios falangistas a pocos días del inicio de la Guerra Civil Española. Entre ellos, Blas Infante. Sin juicio ni sentencia, el Padre de la Patria Andaluza, muere asesinado días después de su aclamación como presidente de honor de la futura Junta Regional de Andalucía. Hoy, ese hito kilométrico es un punto de peregrinación cada 28 de febrero, Día de Andalucía.

Monumento a Blas InfanteSituado al noroeste de la intersección entre la ronda de circunvalación y la avenida de Kansas City, conocido en nudo como Gota de Leche -por el cortijo de la antigua institución benéfica denominada Consultorio de Niños de Pecho y Gota de Leche-, el lugar en el que asesinaron a Blas Infante está incluido en el Catálogo General de Patrimonio Histórico como Bien de Interés General, clasificado como Sitio Histórico. Esta denominación afecta a tres zonas: el antiguo cortijo, la plaza y el monumento erigido a la figura del Padre de la Patria Andaluza, reconocido así en el en el Preámbulo del Estatuto de Autonomía para Andalucía aprobado en 1980.

El monumento a Blas Infante comienza a edificarse en 1983, una vez que los terrenos son adquiridos por la Fundación Blas Infante. El proyecto original es del arquitecto José Ferrari y la composición es del escultor sevillano Sebastián Santos Calero y al arquitecto Juan Escribano.

Del pedestal diseñado emergen dos columnas de mármol jónicas que sostienen una pieza central de bronce con una inscripción. En la zona superior aparecen representadas unas palomas justo en el momento de desplegar sus alas. En el año 2006, la fundación completa esta estructura con una escultura en bronce en el que aparece Blas Infante en el momento en el que se prepara para recibir los disparos. La efigie, de más de dos metros de altura, está rodeada por ocho lozas de metal que representan las ocho provincias de Andalucía. Una bandera blanquiverde completa la composición.

El punto del fusilamiento de Blas Infante es un lugar frecuentado en cada efeméride de su asesinato y cada 28 de febrero, Día de Andalucía.