Paco y Mary Paz se conocieron hace casi diez años dando clases en los talleres del distrito Este-Alcosa-Torreblanca. La unión entre ambos aún dura y ahora son compañeros de negocio, ya que fruto de esta amistad nació Doble Giro.

La academia de baile Doble Giro nace en 2005 en la avenida de la Aeronáutica en un «local muy pequeño, de 80 metros cuadrados» que pronto se quedó pequeño para la demanda de alumnos que recibían. Así desde 2006 Doble Giro tiene su sede en la calle Eúfrates, más de 200 metros cuadrados en los que los taconeos, la música y la danza son su escaparate.

Los bailes latinos, urbanos, flamenco, ballet y danza oriental dan vida a esta escuela a la que asisten alumnos desde los 3 años hasta «edad infinita». En Doble Giro no importa los conocimientos con los que llegues «vienen alumnos que no han bailado nunca y otros que sí saben y vienen para profesionalizarse» explica Mary Paz Soto. Y es que en esta academia hay desde una compañía de jovencísimas promesas que han aprendido a bailar salsa y ya se han hecho con el segundo premio en el campeonato de Andalucía, hasta alumnos que acuden a Doble Giro para preparar las pruebas de acceso al conservatorio.

Muchos por afición, por gusto, por ganas de aprender y otros por moda, porque modas hay muchas. «Los programas de televisión ayudan mucho por ejemplo Fama trajo a mucha gente para las clases de baile urbano y con Mira Quien Baila vino mucha gente interesada en los bailes de salón» cuenta Mary Paz, «y con la moda de Shakira también se dio un impulso a la danza oriental» explica Paco. Lo cierto es que la mayoría de los que empieza se quedan, la variedad y la calidad tiene un gran tirón en Doble Giro.

Desde por la mañana hasta bien entrada la noche, en esta academia se baila de todo y no todo se queda en la academia. Festivales, flashmob, fiestas… etc. en definitiva, allí donde los llaman van. «En el barrio nos conocen mucho y en el resto de Sevilla cada vez nos conocen más, saben quienes somos y lo que hacemos» de hecho, a esta escuela no sólo va gente del distrito «tenemos alumnos de todas partes de Sevilla, incluso de Salteras, San José de la Rinconada, Utrera y Carmona».

Ofertas y promociones para afrontar esta crisis siempre premiando a los que llevan ya varios años en la escuela «hacemos promociones para gente nueva pero nos gusta cuidar y premiar a la gente que lleva con nosotros varios años, porque ellos también se merecen este tipo de cosas» explica Paco Gallardo. Actualmente cuentan con unos 350 alumnos aunque han llegado a tener casi 500 la crisis se nota pero estos bailarines saben bien cómo tirar hacia delante.

Unos profesores de raza

Entre las clases en la escuela, las que dan fuera y las actuaciones que preparan en conjunto, esta pareja artística baila los 365 días del año «y los que no bailamos estamos pensando en ello» ríe Mary Paz.

Y es que para ambos el baile es su forma de vida, Paco considera este arte «una forma de expresión, de libertad, es lo que me llena y procuro transmitírselo a mis alumnos. Cuando uno baila bachata no siente lo mismo que cuando baila un tango, cada baile tiene mucho de emoción porque cuando bailas no finges, sientes».

Mary Paz es una persona muy tímida y es el baile el que le saca todo lo que lleva dentro «me crezco cuando subo a un escenario». Es por eso que ambos son profesores de raza. Que enseñan a los alumnos algo más que baile, en Doble Giro aprenden a sentir y expresar lo que sienten cuando escuchan y se mueven al ritmo de la música.

No todo es baile

Además de esta gran variedad de bailes, hace tres años que comenzaron a impartir clases de teatro y canto. Actualmente tienen una compañía teatral joven y un pequeño grupo de cante. «Intentamos innovar cada año, ofrecer cosas nuevas» explica Paco, siendo lo mejor de todo que estas novedades no se paran aquí, la mente de estos dos bailarines no para de funcionar y son muchos los proyectos que tienen en mente para su Doble Giro.