Virginia lleva 21 años dedicados al mundo de la estética y 13 con su propio local, la Barbería. Nadie mejor que ella puede afirmar que «los hombres cada día se cuidan más». Desde cortes hasta tratamientos premiun, el establecimiento de Virginia marca tendencia en Sevilla Este.

Después de siete años dedicados al mundo de la estética, Virginia Argüello, decidió abrir su propio local y dónde mejor que en su barrio, en Sevilla Este, en la misma avenida de las ciencias. Hoy hace de esto 13 años. En su larga experiencia ha visto muchos cambios, desde económicos hasta estéticos y renovarse o morir.

Cortes de pelo, tratamiento facial, pedicura, manicura, servicios premiun y hasta asesoramiento personal, «el hombre está de moda» explica Virginia que ríe mientras admite que «ahora van ellos mucho mejor que nosotras, que sales a la calle y te dejan mal». Esta nueva tendencia de los hombres de cuidar hasta el último detalle de su imagen ha venido más que bien a su negocio que afortunadamente «no hemos tenido problemas y nos hemos mantenido bien».

A pesar de no estar pasando apuros Virginia es muy consciente de la crisis que se vive hoy en España y admite que en su gremio se nota mucho señalando como gran causa de ello a que «muchos establecimientos están tirando los precios, cortes por tres o cinco euros y ante eso no se puede competir». Pero afortunadamente la Barbería es ya un negocio consolidado, tan es así que «tenemos muchos clientes que vienen de fuera del barrio para tratarse aquí».

El secreto de su éxito: «el servicio exquisito». Tres chicas y un chico profesionales en estética ofrecen un servicio personalizado que provoca que el que vaya una vez repita, «tenemos mucho cliente fiel a la Barbería». Así que aunque los tiempos hayan cambiado y la situación económica no sea la más apropiada para los pequeños negocios, Virginia tiene en Sevilla Este su segunda casa y en ella a su segunda familia.