El próximo mes de diciembre, la versión española del musical «Los Miserables» vuelve a Sevilla tras el gran éxito cosechado a finales del pasado año. Y , al igual que ocurriera en su primera visita, la productora lo hace buscando pequeñas «artistas» de la ciudad.

Si en 2013 se hizo un casting para encontrar a la Eponine infantil, en esta ocasión también necesitan una joven actriz para Cosette. «Queremos niñas con mucho arte y talento, pero que además sean capaces de defender una partitura y subirse encima de un escenario», explicaba Luis Sala, gerente de Stage Entertainment, en medio del revuelo de la veintena de pequeñas que conformaban el primero de los grupos en realizar la audición.

Luis Sala explica las «normas» para el Casting de Cosette y Eponine / V. Gómez

Luis Sala explica las «normas» para el Casting de Cosette y Eponine en Fibes / V. Gómez

La prueba era sencilla. Valor y dotes aparte. Tras una toma de contacto con la canción «Castillo de Cristal», las artistas iban desfilando de tres en tres por el centro de un círculo conformado por el resto de sus compañeras, cantando, e interpretando, una estrofa de la sentimental partitura que la pianista María Valverde iba haciendo sonar.

«Sólo hay dos normas para poder hacer el casting: prohibido estar nerviosas y pasárselo muy bien», comentaba a las aspirantes un cálido Luis Sala, que reconocía la complejidad de llevar nueve niños en gira, para los dos personajes femeninos y para Gavroche.

«Los niños no pueden hacer el mismo número de funciones que un adulto, de ahí que siempre busquemos tres». En el caso de Gavroche, por la profundidad del personaje si que se mantienen los tres actores en todas las paradas, pero eso implica llevar «una escuela, profesores, cuidadores…».

Con Cosette y Eponine hacen estas selecciones puntuales. «Así también se hace un guiño a las distintas provincias, porque cada pequeña marca el acento de su tierra, y eso también es divertido», explicana Sala.

Las candidatas del segundo grupo en un instante de la audición para formar parte de «Los Miserables» / Vanessa Gómez

Las candidatas del segundo grupo durante la audición para formar parte de «Los Miserables» / Vanessa Gómez

Tras una preselección basada en el rango de edad, entre 6 y 9 o 10 años, y la altura, «pues no se puede pedir un currículum en estos casos», unas 70 niñas pasaron ayer tarde por el Palacio de Congresos y Exposiciones, Fibes, Con gran afinación y un envidiable temple en la mayoría de los casos, las pequeñas iban haciendo su prueba mientras los familiares, si cabe más nerviosos, aguardaban fuera.

«Creo que estas experiencias son buenas para ella. Sé que canta bien y sólo debe empezar a disfrutarlo, soltarse», explicaba una de las devotas madres. «En casa no paraba de ensayar, lo vive. Espero que le salga muy bien», recordaba otra.

La primera Eponine

Sevilla es la primera ciudad de España en la que el musical ha repetido estancia. En uno de los tres grupos de ayer se encontraba la pequeña Violeta, de 6 años. Una niña con una chispa especial, que le sirvió para encarnar a Eponine el pasado año.

Algunas de las candidatas / Vanessa Gómez

Algunas de las candidatas / Vanessa Gómez

Volvía a probar suerte, pero esta vez no lo hacía sola. Le acompañaba su hermana mayor, Guadalupe, de 8 años, una auténtica fan del musical. «Me sé todas las canciones y casi los diálogos. Es una obra maestra», comentaba resuelta.

Se da la circunstancia de que fue ella la que quiso el papel el año pasado. Su hermana probó por casualidad, y se llevó el gato al agua.

«Al principio fue duro. Fue una gran desilusión para ella, pero pronto se animó y ayudó a su hermana a interiorizar el personaje», aclaraba emocionada Macarena, su madre, y con motivo.

Al más puro estilo Víctor Hugo, la historia tiene un detalle melancólico. A finales de 2013 a Macarena se le detectó un complicado problema de salud, contra el que pasó meses luchando. «Pensar en mi hija sobre el escenario es lo único que da sentido a estos últimos tiempos».

Valeria, Alejandra, Fabiola, Blanca, Julia… El próximo lunes por la tarde otras seis historias, de superación, talento, sencillez o ternura, harán realidad eso que con tanta emotividad hoy han entonado. Actuar entre el 5 y el 14 de diciembre en el auditorio de Fibes. En su particular Castillo de Cristal.