Sevilla capital ha perdido 3.493 habitantes en el último año, pese a que vuelve a ser la cuarta provincia más poblada de España. Así se recogió en el Boletín Oficial del Estado del pasado lunes 22, donde se muestra que la capital hispalense sigue una tendencia que se repite en todo el país.

Y que no es reciente. Atendiendo a los datos relativos a los distritos de Sevilla, los tres últimos años han supuesto, en general, un descenso de los vecinos.

El más acusado se ha protagonizado en el Distrito Macarena, en el que, entre enero de 2013 y 2014 se contabilizaron 1.166 vecinos menos, 1.908 al considerarse el total del mismo mes pero en 2012.

De esta forma, 49.593 sevillanos residen en los 24 barrios diferentes que integran este núcleo, con una mayor concentración en el entorno de Los Príncipes, León XIII y las Hermandades del Trabajo.

En segundo lugar se encuentra el Distrito San Pablo-Santa Justa, con 740 vecinos menos en el último año, 1.315 si se comparan con las cifras de enero de 2012.

De los 61.606 que lo habitan, un tercio viven entre las 5 zonas del Polígono de San Pablo, seguido del barrio de San José Obrero, con casi 11.000 sevillanos.

Le sigue el Distrito Sur, con 72.910 vecinos y más de 1000 menos que en enero de 2012.

El Polígono Sur vuelve a ser la zona más poblada pero sólo con 17.937 sevillanos. El resto se disgrega entre los otros once barrios, si bien se augura un mayor crecimiento en la zona del Porvenir y Enramadilla.

El cercano Distrito Cerro-Amate también comparte tendencia y pierde 213 habitantes en el último año. Unos 700 si se consideran las cifras de 2012. Amate es la zona con menor población y Palmete la que se verá reforzada, con 190 nuevas viviendas protegidas.

Sevilla. 07-12-2014. Avenida de la constitución y Encarnación llenas de visitantes. FOTO: MILLAN HERCE. ARCHSEV

El gentío del Casco Antiguo es ilusorio. Su población real lleva dos años menguando / Millán Herce

Otro núcleo que pierde censo es el de Casco Antiguo: 59.721 habitantes. O lo que es lo mismo, 357 menos que en 2013 y 716 menos si se compara con 2012. Por ello, y por razones de espacio, sólo se plantean 80 nuevas viviendas, la mitad de ellas para la Huerta del Rey Moro.

No hay grandes diferencias entre los doce barrios que lo integran, pero la zona más poblada es la de San Gil y San Julián, con casi 13.000 vecinos entre ambas.

Tampoco se salva el Distrito Triana, con 49.593 personas y 207 menos que la temporada anterior. Es la zona oeste del arrabal la que concentra mayor población, con 18.182 a enero de 2014.

Con una caída menor, pero presente, se encuentra el Distrito Nervión, con 51.154 ciudadanos, una cifra levemente inferior a la de 51.578 de enero de 2012.

En positivo

El Distrito más poblado sigue siendo Este-Alcosa-Torreblanca, y el único que ha experimentado un crecimiento notable: Pasó de 99.971 ciudadanos en enero de 2012 a 102.169 en el mismo mes de 2014. Prácticamente las poblaciones de las capitales de Zamora y Cuenca unidas.

Dentro de sus fronteras, el sector más poblado es el que comprende Entreparques y Colores, con 35.772 sevillanos, seguido de Alcosa. Además, hay un crecimiento previsto de 6.371 nuevas viviendas protegidas entre Torreblanca y el Polígono Aeropuerto.

Gentío en el Mercadillo de Arte y Diseño de los Bermejales

Los Bermejales, y todo el Distrito Bellavista-La Palmera, también han experimentado una tendencia al alza, aunque más leve

A pesar de su análoga extensión, el Distrito Norte cuenta con una población de unos 74.500 habitantes. Eso sí, con 350 nuevos vecinos desde 2012.

El barrio con mayor presencia es Pino Montano, donde además se prevé la construcción de más de 3.400 nuevas viviendas, de las 4.280 contempladas en total para el conjunto.

Otro Distrito donde la extensión no se corresponde con el crecimiento es el de Los Remedios, que mantiene un padrón de 25.000 personas, con suaves picos, en los últimos tres años.

El último dato positivo lo aporta Bellavista-La Palmera, donde quedaron censadas 40.833 personas en enero de 2014. 1114 más que 24 meses atrás.