¿Tiene perro pero no sabe qué lugares son los más apropiados para que se ejercite? ¿Quiere que su animal corra libre, sin la imposición de una cívica cadena? ¿Le gustaría disfrutar de un día bajo el sol junto a su mascota? Si ha llegado hasta aquí, le reconfortará saber que hay 23 buenas razones para seguir leyendo este reportaje.

Oficialmente se llaman zonas de esparcimiento canino. Aunque si el animal disfruta, no es menor la sensación que experimenta el dueño, tranquilo de que el perro pueda «campar a sus anchas» sin ser molestia para otros vecinos.

En Sevilla hay 23 parques o zonas ajardinadas que cuentan con áreas habilitadas exclusivamente para las mascotas, unos espacios repartidos por la práctica totalidad de la ciudad, a excepción de los Distritos Casco Antiguo y Triana.

El Distrito «de los perros»

De entre todos sobresale Este-Alcosa-Torreblanca, que aglutina hasta 7 zonas de esparcimiento canino. Las encontrará, por ejemplo, en la avenida de Altamira, en el lateral del apeadero de Renfe, en la calle Carlinga (con pista agility de doce juegos incluida) y en Periodista Eduardo Chinarro Díaz, por la trasera de Lipasam.

También hay otros puntos en el pequeño parque que describe la esquina de Médicos Sin Fronteras con Médicos Mundi y en la confluencia de Flor de Papel y Flor de Pascua.

Sin embargo, los lugares más interesantes se encuentran dentro de los dos grandes parques del Distrito, Infanta Elena y Tamarguillo.

En este último, los animales pueden ejercitarse en dos pistas con equipamientos de agility, aunque, como conviene recordar, no son «pipi-can», por lo que el dueño deberá encargarse de los excrementos caninos.

En el parque Infanta Elena se ofrece otra pista de agility y juegos, dentro de una zona de esparcimiento canino de media hectárea de extensión que cuenta con bebedero y piscina para el refresco del perro.

El Parque Infanta Elena pone a disposición de los perros media hectárea de extensión, y agility / F. Piñero

El Parque Infanta Elena pone a disposición de los perros media hectárea de extensión, y agility / F. Piñero

Además, en esta zona verde se imparten, durante todo el año, clases de «Canicross», novedoso deporte en el que perro y humano corren unidos por un sistema de tiro.

Guadaira «y» Guadalquivir

El parque Guadaira, inaugurado el pasado verano de 2013, pone a disposición de los ciudadanos con mascotas dos puntos para que éstas jueguen y desarrollen su musculatura.

Se encuentran prácticamente en cada límite de los 3 km de extensión que despliega este espacio. Al Norte, que curiosamente corresponde al Distrito Sur, el agility se halla a la altura de la avenida de la Paz, junto a la entrada al recinto.

El Parque Cross Pirotecnia, también en Sur, es la otra alternativa para los vecinos con animales en esta parte de Sevilla.

Retomando la senda del Guadaira, y buscando el río, el usuario podrá disfrutar del otro agility cerca de la avenida de Holanda, una dotación que llegó pareja a la colocación de sistemas de fitness. Para humanos, eso sí.

En Bellavista-La Palmera hay otros dos puntos para el esparcimiento canino, que se sitúan en los Jardines de la calle Monzón y el extremo norte de los Jardines de Hércules.

Y si el Guadalquivir servía de referencia, al cruzarlo y llegar a Los Remedios el sevillano y su perro hallarán dos nuevos espacios. Uno de ellos en el Parque de Los Príncipes, puesto a punto a finales de 2011. El otro, en los Jardines de Manuel Arellano.

De Norte a Sur

El amplio Distrito Norte cuenta con dos zonas exclusivas para perros. Una de ellas se inserta en el completo Parque de Miraflores, mientras que la otra habría que buscarla en Pino Montano. En el parque de la manzana 67, para ser más exactos.

pipi-can

Pipi-can del Parque Santo Domingo de la Calzada, objeto de recientes mejoras

A comienzos de 2013 llegaba al Paseo de Juan Carlos I, entre el puente de la Barqueta y el del Alamillo, una zona de 1.600 metros cuadrados dedicada al esparcimiento canino previa poda integral.

Al espacio se le dotó de cerramiento antivandálico, bancos y papeleras, y desde entonces viene ofreciendo este servicio a todos los sevillanos, en especial a los de su Distrito Macarena.

Por su parte, San Pablo-Santa Justa estrenará en breve su ZEC en el parque de la calle Fray Carlos de Niza, en la barriada de Santa Clara, y que se encuentra actualmente en construcción.

En un extremo del Parque Amate, cercano a las instalaciones deportivas de Altair y a la fronteriza SE-30 , se encuentra un amplio espacio para perros, que junto con el situado en los Jardines de la Algaba completan la oferta del Distrito Cerro-Amate en este ámbito.

Y finalmente, Nervión, que pone a disposición tres zonas de esparcimiento canino en los Jardines de la Buhaira, los de la calle Pirineos y los Jardines de la Calzada. Todo un mapa de posibilidades para que su animal de compañía disfrute, a su manera, de Sevilla.