Qué mejor forma de hacer historia en Alcosa que ayudando a los demás. Hace 35 años que Inmaculada Portero comenzó a ser un emblema en el barrio y lo hizo a través de una farmacia.

La avenida ciudad de Chivas da cobijo desde hace 35 años a un centro farmacéutico de referencia en la capital hispalense. En los 70, Inmaculada Portero, comenzó un proyecto que hoy sigue engrandeciendo su hijo, Javier Baquero.

La experiencia, cercanía y profesionalidad han hecho que «mucha gente venga aquí antes que al centro de salud», cuenta Javier. Una fidelidad ganada a pulso por un gran equipo de profesionales que día tras día cuidan de los clientes como de un miembro de su familia. «Mi madre comenzó este proyecto farmacéutico que no ha parado de crecer» y es que con un aula de formación y consultas externas, el centro farmacéutico Alcosa es mucho más que una farmacia.

Ese proyecto farmacéutico que Javier ha heredado contenía un aula de atención farmacéutica en la que se tratan temas tan importantes para la salud como la educación nutricional o la deshabituación del tabaco. Esta labor es, seguramente, la que inculcó en la mente de los vecinos la confianza que tienen hacia el centro farmacéutico.

Un enfermero acude tres veces en semana para realizar analíticas, electros o sistemas de dosificación personalizados, una alternativa al centro de salud por la que muchos vecinos apuestan. Además justo en la acera de en frente, esta farmacia tiene consultas especializadas a las que derivar a los clientes que las necesiten.

Para más inri, desde hace 10 años este centro esta abierto 24 horas durante los 365 días del año. Los mismos años que hace que este lugar fomente campañas de prevención de enfermedades, del cuidado del pie, de reciclaje de radiografías o aceite usado, «hacemos dos campañas al año de manera semestral, por ejemplo, el año pasado el aceite usado que trajo la gente para reciclar lo transformamos en jabón natural y ese fue el regalo de navidad que tuvimos los empleados».

«Estamos para todo lo que necesite el barrio, hacemos charlas en el distrito, participamos en la velá... nuestra realidad es lo que tenemos alrededor» cuenta Javier acerca de la vinvulación de la farmacia con el barrio, una colaboración que le viene de familia. Inmaculada Portero fue homenajeada por la hermandad y Javier ya ha sido rey mago en la cabalgata, está claro que de tal palo, tal astilla.

Un equipo de profesionales

Un total de 18 personas trabajan en este centro de ciudad de Chivas. Un equipo formado por un enfermero y licenciados en farmacia de los que la mayoría tienen, además, alguna especialidad en el ámbito de la salud.

Sus licenciaturas y la experiencia adquirida no son lo único que ofrecen a su fiel clientela, este grupo de profesionales acude continuamente al aula de formación con la que cuenta la farmacia. Cursos orientados a las campañas que se van a realizar en el centro, cursos de podología y hasta un curso de homeopatía que comenzará dentro de muy poco. En este lugar, el cuidado a los pacientes es reflejo del cuidado a los profesionales.