Ubicado en un pulmón verde, en pleno barrio de Los Remedios, se erige el que se ha convertido en centro de actividades culturales y sociales de esta zona de la ciudad: El Tejar del Mellizo. En un enclave único, en los límites del Parque de los Príncipes con la calle Santa Fe, se encuentra este espacio, un centro cívico abierto a entidades o personas que deseen «organizar actividades, prestar servicios al resto de la comunidad y/o utilizarlos como punto de participación social y cultural o lugar de encuentro y reunión».

Y es que, desde que se inaugurara en el año 2004, por este edificio han pasado numerosas exposiciones, infinidad de conciertos y ha acogido un buen número de actos socioculturales. Sin embargo, antes de que se contruyera para tal fin, El Tejar del Mellizo estuvo destinado a otras funciones aunque también enfocadas al servicio de la comunidad. Así, «estos terrenos fueron cedidos en su día por un filántropo de la zona para que se utilizaran en la realización de actividades formativas». Originariamente fue una escuela parroquial, que emergió en el año 1958, y «posteriormente pasó a la orden de San Juan de Dios y como colegio público se dio mucha importancia a la atención de niños con necesidades educativas especiales. Más adelante, este antiguo edificio fue utilizado para educación permanente, albergando el Centro de Adultos Triana».

Sin embargo, el antiguo edificio tuvo que ser demolido debido al mal estado en el que se encontraban sus instalaciones, naciendo así el nuevo edificio que abrió sus puertas en 2004 como Centro Cívico El Tejar del Mellizo, para dar cobertura a los vecinos de Los Remedios y Tablada. Asimismo, continúa siendo sede del Centro de Educación Permanente mediante un convenio de colaboración con la Junta de Andalucía.

Actualmente cuenta con varias aulas, salón de actos, sala de lectura, patio exterior, entre otras dependencias, repartidas entre lo más de 1.000 metros cuadrados que lo conforman.

Un enclave único

El Parque de los Príncipes es uno de los pulmones verdes de la ciudad, concretamente desde el año 1973. Fue entonces cuando se inauguraron los 100.000 metros cuadrados que conforman este trazado para disfrute no sólo de los vecinos de la zona, sino también del resto de sevillanos. Precisamente el pasado 2013 se ha cumplido el 40 aniversario de aquel acontencimiento y cuatro décadas después, el Parque de los Príncipes ha pasado por diversas obras de rehabilitación para llegar a ser lo que es hoy, un oasis a este lado de la ciudad. Un lugar polivalente que dispone de espacios para todos los públicos.