Los amantes de los encurtidos, frutos secos, aceitunas o patatas fritas pueden encontrar su paraíso en la calle Virgen de Regla. Aquí, la tentación es irresistible y es imposible no sucumbir ante la infinidad de productos originales que disponen sus vitrinas. Colores vivos y bocados frescos que provocan una explosión de sabor en el paladar. El reino de los tentempiés se hace realidad en D’apéritif.

«Nos diferencia la gama tan amplia de productos, con cuarenta referencias de aceitunas, sesenta en frutos secos y casi cincuenta en encurtidos. Y no hay otro establecimiento que los comercialice en la ciudad», explica José Manuel, el propietario. Inauguraron el pasado mes de abrEl edén de los aperitivos llega a Virgen de Regla il y el trasiego de clientes ávidos de estos manjares no se ha hecho esperar. «La gente lo agradece porque no existía un sitio así en Sevilla. Además, cuidamos que nuestros productos estén siempre frescos, que sea un bocado agradable y de calidad», añade.

Entre estos novedosos piscolabis, destacan el pincho de Gilda -dos guindillas dulces, una anchoa del Cantábrico y dos aceitunas manzanilla-, banderillas de mojama o de atún de Barbate con queso, mojama en lonchas, bacalao ahumado y loncheado en aceite, anchoas de Cantábrico, aceitunas de Kalamata -variedad griega negra macerada con vino-, el Peperoncini -pimientos rojos rellenos de queso feta- o gordal rellena de mejillón. «Tenemos muchos productos andaluces, pero también de otras partes de España y alguno de otros países. Y el cliente siempre puede probar el producto antes de comprarlo», sostiene el gerente.

Para ello, sobre las vitrinas, disponen cuencos para degustaciones y así pueden testar «sin compromiso alguno». Otra vertiente importante son las frutas deshidratadas: fresas, cocos, manzanas, pomelos, melón, bananas, ciruelas…, «sin azúcar añadido, que conservan sus propiedades naturales y además, estás tomando fruta». Auténticas exquisitices que resultan tentadoras incluso para los menos golosos.

«Salud mediterránea»El edén de los aperitivos llega a Virgen de Regla

Es el lema de D’apéritif: la salud mediterránea. Por ello convierten sus artículos en caprichos asequibles que siempre «te puedes permitir». «Tenemos clientes fieles, que vienen dos veces por semana, para comprar frutos secos, nueces… porque también vendemos salud», sostiene José Manuel.

Otros de los puntos fuertes son las patatas fritas. «Nos las hacen artesanalmente y garantizamos que no tienen más de cuatro días fritas, por lo que la frescura es excelente. No está aceitosa ni dura, todo lo contrario, es un bocado crujiente», apunta. Todo el surtido de D’apéritif se vende al peso y su propietario afirma que son «ideales para cualquier ocasión especial, evento, celebración o simplemente por el disfrute de un aperitivo». Así, para cuatro personas puedes preparar «aperitivos con aceitunas, banderillas, encurtidos, patatas fritas y algún fruto seco por 8 ó 10 euros aproximadamente».

Banderillas y pinchos originales que, además, se sirven a domicilio en el barrio de Los Remedios. Y de cara a la Navidad, pretenden crear una línea de estuches y regalos para acertar con este suculento detalle en cualquier celebración. Una gran variedad que harán las delicias de tus aperitivos. Productos que seducen con la vista y conquistan con el paladar.