Los comercios de la calle Asunción, en el barrio de Los Remedios, ya cuelgan el cartel de Rebajas. Llega enero y pasear por esta artería principal es como sumergirse en una avalancha de descuentos de un sinfín de productos del 30%, 50% y hasta el 70%. Los escaparates anuncian la reducción de precios, en letras grandes, llamativas, para captar la atención del viandante. Y aunque el trasiego de compras y bolsas no se ha hecho esperar, para muchos comerciantes esta época del año no es la panacea. La persistente crisis también hace mella en estas ofertas, convirtiéndolas en unas rebajas a medio gas.

Rebajas a medio gas en Los RemediosA tenor de los últimos datos económicos positivos, las previsiones de un aumento de ventas se acogen con escepticismo. «Si va a subir un 3 ó 5 por ciento, el porcentaje es muy igualado y son cifras engañosas. El índice se mantiene prácticamente igual que el año pasado. La crisis también llega al sector de las rebajas, y que se reduzcan los precios no significa que haya más mercado», apunta Pedro, de la conocida sastrería Ibánez.

También cambia la «tendencia» en la compra de artículos del sector textil. «En esta época se demanda más el chaquetón, la prenda de abrigo. Cada vez nos ponemos menos cobarta y vamos más deportivos a los sitios, con lo cual la americana y el traje han bajado mucho. En Navidad se han hecho tickets pero más bajos que otros años», añade.

Pero las rebajas no se circunscriben al mes de enero. Son muchos los comercios que han adelantado la fecha para abaratar los precios de cara a las compras navideñas. Es el caso de la tienda de ropa interior Yamamay, que dio el pistoletazo de salida de sus ofertas el 26 de diciembre. «Las navidades sí han sido buenas, pero esta semana es de momento floja. Muchos Rebajas a medio gas en Los Remedioscambios y devoluciones, pero pocas compras», afirma Cristina, encargada del establecimiento.

Aquí, los artículos alcanzan hasta un 50% de descuento de su precio habitual, pero las grandes superficies merman las ventas en los comercios de barrio. «Nos afecta de forma negativa, porque muchos acuden a los centros comerciales y a las tiendas más conocidas. Desde este martes en el centro doblan las ventas respecto a nosotros», asegura.

Actividades que atraen a más público

Aunque las rebajas a partir del día 7 de enero no hayan entrado con todo el furor esperado, el balance de las ventas en los primeros días del año es positivo. «Al principio estaba muy apagado, pero la segunda semana de Navidad ha estado muy bien. Mucho movimiento y muchas compras. Incluso el día 5 durante todo el día. El sector textil, calzado y complementos son los más demandados», apunta el presidente del Centro Comercial Abierto Asunción- Los Remedios, Carlos Junco.

Rebajas a medio gas en Los RemediosEn su comercio -Don Baño- las rebajas pasan sin pena ni gloria. Ni están ni se les espera. «Aquí no tenemos rebajas porque ni el albañil, ni el azujelo se ponen de rebaja», afirma. Reconoce que las actividades organizadas por el Distrito Los Remedios durante las fiestas en la calle Asunción les ha beneficiado. «La calle ha estado animada, con atracciones infantiles, y eso hace que los padres vengan a una zona que habitualmente sólo tiene escaparates y puede resultar más aburrida. Además, son épocas de vacaciones y son los niños quienes hacen que vengan los padres, y aumenta así la afluencia de público», explica.

Será a finales de febrero, una vez finalizadas las rebajas, cuando llegue el balance. Mientras tanto, los comerciantes impulsan sus ventas con los descuentos que desde hace días inundan los escaparates. Sin largas colas, sin aglomeraciones. Aunque con la esperanza de dar un poco más de intensidad a unas rebajas que comienzan a medio gas.