La Plaza de Cuba es un lugar de renombre, un espacio significativo y representativo del barrio de Los Remedios. En forma de círculo, se ramifica dando acceso a varias vías como Juan Sebastián Elcano, Asunción, República Argentina, Génova y Betis. Y aunque permaneció como un pequeño recinto tapiado hasta 1967, por la fecha de su trazado «constituye el primer proyecto urbanístico de este distrito».

Remontándonos a los orígenes, cuando la plaza aún no era plaza, este lugar era conocido como Huerta de la Victoria, allá por los siglos XVIII, XIX y parte del XX, por la proximidad al convento de las carmelitas descalzas de igual advocación. Se tiene constancia de que este espacio era ocupado en parte por las calles Betis, Perlera y Quemada. Posteriormente, pasó a formar parte del área conocida como Campillo, que se extendía hasta la misma Vega de Triana. Pero no fue hasta el año 1928 cuando la plaza recibe su denominación actual, siendo entonces de una dimensión menor, y después de que Rafael González Abreu restaurara el antiguo convento y lo donara a la ciudad convertido en Instituto Hispano Cubano.

La Plaza de Cuba, el primer proyecto urbanístico de Los RemediosEntonces casi despojada, la Plaza de Cuba apenas constituía una explanada con una rampa de acceso al nuevo puente de San Telmo. En el año 1944, el Ayuntamiento aprobó un proyecto para ejecutar las obras de urbanización complementarias, donde constaba el tipo de pavimento y que se estudiara el trazado y decoración de los jardines, que habrían de incluir una fuente. Estampa que décadas más tarde se hizo realidad y que se mantiene hoy día. Sin embargo, hasta finales de los años 50, su planta era semicircular y la vía procedente del puente discurría en línea recta hacia la llamada entonces avenida Central de Los Remedios.

La certificación de las obras del proyecto de urbanización y reordenación se aprueba a principios de los años 60, y poco más tarde se hizo lo propio con un proyecto para la instalación de señales luminosas verticales. Una década después, se acomete la instalación hidráulica y eléctrica de una fuente luminosa en el estanque.

«Los pisos de los millonarios»

Esta vía cumple además con la función de reordenar el tráfico rodado. Se trata de una las zonas más concurridas de Los Remedios, por su trasiego constante de vehículos, donde se concentra un intenso tráfico diario. Como curiosidad, un vestigio de la primera y original Plaza de Cuba de 1928 se aprecia en «una pequeña muesca que rompe la forma circular dominante, abierta hacia Sebastián Elcano, por debajo del nivel de la rasante de la plaza».

Pero sin duda, los bloques de vivienda ubicados en este lugar son los «elementos» más emblemáticos. Son popularmente conocidos como los «pisos de los millonarios», «porque fueron los primeros que costaron un millón de pesetas», según evocaba en una de sus columnas Antonio Burgos.

Fuente: Diccionario Histórico de las calles de Sevilla.