¿Qué existió antes, el barrio o el nombre? ¿Debe su denominación a una de las imágenes más veneradas de la ciudad? ¿Cuántas versiones existen acerca de su origen? Son muchos los interrogantes que genera el origen de uno de los barrios más afamados de Sevilla. Sus calles, sus monumentos, sus iglesias, su gente, han hecho de esta zona un célebre lugar conocido más allá de nuestras fronteras. El arco, antigua puerta de entrada, o la basílica -ubicados curiosamente en Casco Antiguo- son los puntos más emblemáticos y visitados de la Macarena. Pero, ¿de dónde viene realmente el nombre del barrio?

«Se desconoce el origen del término Macarena y, por lo tanto, su etimología, aunque se han identificado distintas posibilidades, todas anteriores al proceso de ocupación que originó la trama urbana del barrio», explica Andrés Luque, profesor de Historia del Arte en la Universidad de Sevilla. Este estudioso en la materia desvela las hipótesis que podrían aportar la raíz del término:

1. Origen autóctono protohistórico o fenicio. Estaría relacionado con un amplio territorio y no con un lugar concreto, que se relacionaría con el camino de los macarenos y con el Cerro Macareno. El término actual sería debido a las posibles traducciones griega, latina o árabe, y a la posterior castellanización.

2. Origen griego. Una de las hijas de Herakles (Hércules) se llamaba Macarisuena, latinizada como Macaria. Otra posibilidad es un desarrollo del término Mákas, que significa el afortunado y, por extensión, la felicidad.

3. Origen latino. Derivado del término Macarius, identificado popularmente como el propietario de una villa romana del sector.

4. Origen latino cristiano. Derivado del culto paleocristiano a San Macario. Obispo de Jerusalén en los años comprendidos entre 312 y 324. Otra posibilidad es considerar la ascendencia paleocristiana de San Basilio Magno, cuya abuela y su hermana mayor se llamaban Macrina. En la iglesia de San Gil hubo una imagen dedicada a Santa Macrina.

5. Origen andalusí. Definición territorial con los términos de Macarea y Magrana. En relación con esto, denominación de la puerta Norte de la ciudad como Bad al Maqarna. Posibilidad de una princesa andalusí llamada Macarea.

¿De dónde viene el nombre del barrio de la Macarena?El barrio, posterior al nombre

De todas las versiones descritas anteriormente por Andrés Luque, el origen romano vinculado al término latino Macarius (Macario) y las voces árabes son las más frecuentes que se han barajado. Según señala el profesor, «definido como Macarena, su antigüedad se remonta a los siglos XIII-XIV. Aunque el barrio es posterior al nombre que, como quedó expuesto, deriva de un territorio, del nombre de una persona, de un vínculo o práctica cristiana o de un lugar concreto asociado a una puerta».

Asimismo, el profesor añade que «el barrio como tal está vinculado al proceso de ocupación urbana de las huertas almohades intramuros, hecho progresivo iniciado en el siglo XIII, en torno a la iglesia de San Gil -collación- en época del obispo d. Remondo, y especialmente activo en los siglos XIV a XVII. Por lo tanto, el nombre existe antes que la collación y el espacio urbano (barrio) asociado, cuyo origen es claro en torno a 1252».

¿Toma la Virgen el nombre del barrio?
La respuesta es afirmativa aunque matizada por Luque, hermano también de la hermandad de la Macarena. «El nombre de la imagen es Virgen de la Esperanza, a ella está dedicada la antigua calle Limones en el barresuelo, denominada desde finales del siglo XIX como Esperanza», declara. Y es que, en contraposición de algunas creencias, la calle Macarena «no está dedicada a la Virgen, corresponde a la denominación del barrio en sí».

Así, debido a que los sevillanos ajenos a esta zona comenzaron a denominar a la archiconocida imagen como «la Macarena» porque era de ese barrio, «la hermandad decidió cambiarle el nombre por el de Esperanza Macarena en la segunda mitad del siglo XX, después de cuatro siglos de devoción a la advocación de la Esperanza», concluye Andrés Luque.

Macarisuena, Macarius, Macrina o Macarea, cualquier posibilidad es considerada como el origen de este popular barrio de la Macarena aunque «no hay ningún dato que confirme una u otra procedencia». Varias opciones para un mismo lugar cuya innegable y heterogénea historia ha dejado huella.