Estampas en blanco y negro que retrotraen a aquella Macarena llena de fábricas, huertas y zonas deportivas y sanitarias y que ha rescatado el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) a través de los fondos de la Fototeca Municipal. «Fabricado en Macarena» exhibe la historia en imágenes de un barrio fabril. La antigua capilla del Hogar Virgen de los Reyes acoge hasta el próximo 24 de junio esta exposición que imbuye al visitante de su pasado industrial y social. Un recorrido por la evolución de este barrio que muchos conservan en sus retinas y que deleitan con deliciosas instantáneas a quienes deseen indagar y descubrir algo más sobre la historia insdustrial del barrio de la Macarena. Como muestra, diez imágenes para el recuerdo.

Exposición Fabricado en macarenaEl patrimonio industrial de la Macarena queda patente con las numerosas fotografías que muestran las fábricas de corcho, de seda, de tejidos o de vidrio, entre otras. En estas imágenes, de principios del siglo XX, aparecen la fábrica de tapones de corcho de Otto Wagner (izquierda), en Ronda de Capuchinos, con los trabajadores rebaneando el corcho. A la derecha, un icono de la industria en la Macarena: la Torre de los Perdigones. Se trataba entonces de la fábrica de San Francisco de Paula, de manufacturas de plomo y material refractario, propiedad de la familia Mata. La torre que era utilizada para producir perdigones de plomo, ahora es un peculiar y alternativo «observatorio» de la ciudad.

La Macarena, diez imágenes para el recuerdo de un barrio fabrilLa fábrica de vidrios La Trinidad es uno de los espacios industriales más emblemáticos de la ciudad. Cerró sus puertas en el año 2002, y en estas imágenes se contempla el trabajo que albergaba sus instalaciones, en la avenida de Miraflores: trabajo en horno de crisoles y, a la derecha, trabajo en un horno A’bassin. Esta fábrica fue creada en 1900 por Luis Rodríguez de Casso, entre 1920 y 1928 perteneció a Fernando Barón, conde de Colombí y desde esa fecha hasta 1943 a la familia Medina Benjumea. En 1943 esta empresa se constituye en cooperativa, primero como Cooperativa Obrera de Responsabilidad Limitada y, a partir de 1986, como Sociedad Cooperativa Andaluza. En la década de los 90 «experimentó unos años gloriosos como Sociedad Anónima Laboral». En 1996 se incorpora a la red de Escuelas-Taller.

La Macarena, diez imágenes para el recuerdo de un barrio fabrilOtra de las joyas es la actual sede del Parlamento de Andalucía, antiguo Hospital de las Cinco Llagas. Fue también conocido como Hospital de la Sangre. Diseñado por Martín de Gainza, su construcción tuvo lugar entre 1546 y 1558. Su planta es rectangular y se articula en torno a diez patios, de los que hoy día se conservan ocho. La iglesia es la parte más característica de este edificio, que desempeñó su función como hospital hasta el año 1972. Desde el 28 de febrero de 1992, acoge los plenos del Parlamento de Andalucía.

La Macarena, diez imágenes para el recuerdo de un barrio fabrilOtro hospital relevante, éste aún en activo, es el Victoria Eugenia, conocido como el Hospital de la Cruz Roja de Capuchinos. En 2013 cumplía los 90 años, desde su inauguración el 11 de noviembre de 1923 bajo el patrocinio de los Reyes Don Alfonso XIII y Doña Victoria y gracias a la cesión gratuita de unos terrenos y locales circundantes por parte de los herederos de Juan Marañón y Lavín. Cruz Roja invirtió una importante suma de dinero en adaptar el edificio, que fue construido para albergue de mendigos, en un magnífico Hospital-Dispensario, que inicialmente contaba con una sola planta. En 1951 el Hospital contaba con 100 camas. En el año 1992 comenzaría una nueva etapa, vigente en la actualidad, fusionando tradición e innovación.

La Macarena, diez imágenes para el recuerdo de un barrio fabrilEsta imagen muestra el Centro Provincial Infantil, conocida como Casa Cuna en Miraflores, donde los niños son atendidos por las Hermanas de la Caridad en una sala con grandes ventanales. La fotografía data del año 1949. Estas paredes fueron testigos de innumerables vivencias e historias de numerosos pequeños que fueron acogidos en este centro, donde desde señoras mayores hasta jovencitas se hicieron cargo de los más pequeños.

La Macarena, diez imágenes para el recuerdo de un barrio fabrilEn esta imagen, aprendices en el taller de encuadernación en el Hogar de San Fernando, en 1952. Hoy día, este edificio con historia alberga el Centro Cívico Hogar San Fernando, un punto de encuentro para la formación sociocultural en la calle Don Fadrique. Está dotado con más de diez aulas, gimnasio, biblioteca para adultos e infantil, cocina, instalaciones deportivas, sala de multiusos y salón de actos, espacios al aire libre con dos patios y jardines.

La Macarena, diez imágenes para el recuerdo de un barrio fabrilEn la antigua Huerta de la Constanza se levantó el Hoger Virgen de los Reyes, en la calle Fray Isidoro de Sevilla. El centro social municipal Hogar Virgen de los Reyes fue un edificio destinado a hospicio femenino, habiéndose convertido desde hace unos años en un espacio abierto a los ciudadanos. Aquí se imparten actualmente talleres, cuenta con un teatro, salas de usos múltiples, es sede la delegación de Bienestar Social del Ayuntamiento de Sevilla y ofrece servicios de atención para los mayores y diversos servicios sociales. Este lugar se ha convertido en un punto de encuentro social, además, para vecinos y entidades del barrio.

La Macarena, diez imágenes para el recuerdo de un barrio fabrilUn río de gente discurre por la calle Resolana en esta procesión del palio de la Virgen Macarena. Inmediato a la puerta de la Macarena, este espacio confluye a caballo entre el Casco Antiguo y el barrio de la Macarena. Resolana toma el nombre de su propia cualidad: «donde se toma el sol sin que moleste el viento». Un «espacio abierto expuesto a los rayos solares» que adquiere esta nomenclatura en el año 1868, tras derivar por otras denominaciones como Resolana del Barrezuelo, sitio del Murillo o Resolana de la Macarena. Se convierte en una vía propicia para la instalación de almacenes y fábricas debido al ferrocarril, al derribo de la muralla en la década de 1870 y al estar ubicado en la periferia.

La Macarena, diez imágenes para el recuerdo de un barrio fabrilLa Ronda de Capuchinos fue conocida en 1310 con el trágico nombre de «degolladero de los cristianos». O al menos así lo manifestó Ortiz de Zúñiga, «entiéndese por haber acabado en él a los filos del cuchillo mahometano en las persecuciones del tirano Abderramán, rey de Córdoba, que llenó de crueldades toda esta provincia». Pero no fue el único apelativo que recibió esta conocida calle, pues también en su nomenclatura figuraron nombres como «sitio de la Justa o de la Justa y Tela, porque allí se ejercitaban en justas y torneos los caballeros» a comienzos del siglo XVII. Fue después, en el mismo siglo, cuando cuando a denominarse como sitio de Capuchinos debido al cercano convento de frailes capuchinos. Posteriormente fue Ronda de la Pastora hasta finalmente ser nombrado como Ronda de Capuchinos en 1891. Tras el derribo de las murallas quedó constituida por el barrio de San Julián y edificaciones de carácter industrial.

La Macarena, diez imágenes para el recuerdo de un barrio fabrilSe trata de un homenaje a Gustavo Adolfo Bécquer, donde colocaron una placa conmemorativa en esta Venta de los Gatos, escenario de la leyenda de dicho nombre escrita por este autor. Gustavo Adolfo Bécquer quiso dejar su huella en la historia en este particular lugar situado en la Avenida Sánchez Pizjuán, junto a la barriada que actualmente se denomina Las Golondrinas.  En la etapa de 1890 a 1910 se crearon diversas ventas en las cercanías de la ciudad. Fundamentalmente, tenían una clientela dominguera y matinal y, con frecuencia, de carácter familiar; si bien, existían otras con un matiz más propio de adultos de la nocturnidad.