Es el tercer año en el que se inscriben en los talleres socioculturales del Distrito Nervión. Ángeles y Fuensanta se conocieron en el primer curso que impartieron juntas y desde entonces han formado más que un simple equipo de trabajo: «Entre todas las alumnas hay una gran amistad».

Ambas son alumnas de las clases de pintura, uno de los talleres más demandados del distrito. Esta semana han sido puntuales a la hora de realizar su preinscripción, como cada año. «Ahora solo queda esperar al sorteo el 7 de octubre y ver si estamos de nuevo en el taller», dicen mientras ojean el folleto con los 87 talleres presenciales y on line que se imparten este año.

Aseguran que los talleres suponen para ella un «sueño cumplido». «Siempre he deseado aprender las técnicas de la pintura y esta vez lo voy consiguiendo», dice Fuensanta. «Este taller tiene muy buen ambiente», indica Ángeles, «y eso favorece que el aprendizaje». Dicen también que es la mejor receta contra el aburrimiento: «antes solo me dedicaba a las tareas del hogar y no sabes lo que me aburría, pero desde que me apunté a estos talleres para mí es algo que me da la vida, porque además de aprender conoces gente con tus inquietudes y se hace muy buena amistad», asegura Ángeles.

«Este año con los talleres on line nos vamos a matricular en el de inglés, para ver si aprendemos un poco de este idioma». Los talleres on line son la gran novedad de este curso y en ellos no hay ni límite de alumnos ni de solicitudes. «Ojalá que el distrito mantenga los talleres durante mucho tiempo porque no saben el bien que hacen a tanta gente» dice Ángeles. «Aquí formamos una familia, hay personas con depresión que se evaden por un momento de todo y eso se lo deben a los talleres».