Un barrio basado en las construcciones que se hacían por el año 1910 en Inglaterra fue lugar perfecto para fundar una Ciudad Jardín, uno de los terrenos más saludables de la zona por tratarse del sitio más elevado de la ciudad, tierras cedidas a Sevilla por el Marqués de Nervión. Todas esta características sólo pueden responder a Nervión, limitado por las avenidas Luis Montoto, Andalucía, Clemente Hidalgo, Ramón y Cajal, Luis de Morales y San Francisco Javier.

Levantado sobre el Cortijo de Maestre Escuela. Luis Lerdo de Tejada fue el primero que propuso en el año 1900 edificar en esta zona. Su idea era construir una Ciudad Jardín, que fue encomendada en un principio al popular Aníbal González. A manos del prestigioso arquitecto y bajo el lema «cada familia una casa y en cada casa un jardín», se elaboró en 1916 el Plan de Urbanización del barrio de Nervión. Pero en 1921, González abandonó el proyecto cuando los herederos del marqués de Nervión alteraron el proyecto inicial que él había redactado, quedando a cargo de la Inmobiliaria Nervión.

El proceso de creación hasta lo que hoy se conoce como Nervión fue muy largo, aproximadamente se tardó en levantar más de 30 años. Este extenso espacio de tiempo hace que actualmente se diferencien claramente tres estilos muy diferentes en Nervión. En los años 20 y 30 el tipo de construcción fue la del chalet acotado por jardines. Se trataba de viviendas de dos o tres plantas edificadas con grandes medios y pretensiones. Pasadas estas década, por los años 40 y 50 se comenzó a parcelar el sector con pequeñas casas levantadas por grupos sociales más humildes. Ya en los años 60 empezaron a aparecer los altos bloques y núcleos residenciales.

Con el paso del tiempo, la barriada ha pasado de ser un lugar muy alejado del centro de la ciudad a convertirse en uno de los pulmones de la capital. Hoy en día, Nervión es considerado uno de las barrios mejor situados de Sevilla y es justo el centro geográfico de la ciudad, donde se pueden encontrar centros comerciales, oficinas, un gran número de colegios y plazas de abastos. Además, es un nudo viario de primera categoría al recibir el tráfico que discurre por sus grandes avenidas como Cruz del Campo, Ciudad Jardín, Eduardo Dato o San Francisco Javier entre otras.