Toda una exhibición de esfuerzo, responsabilidad y destreza informativa. El sevillano colegio Buen Pastor ha resultado vencedor del Premio Ejército 2015 por su trabajo de investigación acerca del icónico Gran Capitán, necesaria figura en la historia militar de nuestro país.

El próximo mes de diciembre se cumplirán 500 años del fallecimiento de Gonzalo Fernández de Córdoba, aristócrata, político y, sobre todo, capitán del ejército de Los Reyes Católicos, gracias al cual se conformaron los fieros Tercios españoles de Flandes.

Con el objetivo de sacar el máximo partido posible a tal efemérides, los alumnos de 1º de Bachillerato del centro escolar, con sede en la calle Martínez de Medina, han dedicado buena parte del año a recabar datos, moldearlos y establecer una completa biografía.

El Gran Capitán según Madrazo y Kuntz

El Gran Capitán según Madrazo y Kuntz

Si bien todo el curso ha participado en el trabajo, han sido 16 los alumnos que han llevado el peso de la investigación, «siempre en horas no lectivas», explica Martín, uno de los portavoces del grupo.

«Algunos compañeros han realizado maquetas virtuales, otros han recopilado los libros, o los han sintetizado», explica este joven apasionado de la Historia al que curiosamente le gustaría dedicarse al Derecho y las Finanzas.

«La Historia es vital. Todo pueblo debe conocer sus errores para no repetirlos. Y también a sus grandes personalidades. Y el Gran Capitán, por sus reformas militares en las sucesivas campañas de Italia, lo es», añade desde la admiración de quien ha profundizado sobre una materia.

Fuentes y metodología

De esta forma, el grupo se ha dirigido a la Biblioteca General Infanta Elena, a la de Capitanía en Sevilla, a través de los militares cuyo contacto facilita el certamen, y, especialmente, al inventario de libros que ofrece la Casa de Las Aguas de Montilla, localidad natal de Fernández de Córdoba.

El formato no ha sido únicamente el del texto escrito al uso. El trabajo ha incluido anexos «a modo de escritos personales del Capitán contando su experiencia», cuadernillos con el «desarrollo de las distintas batallas», e incluso un tablero de juego de mesa sobre el mapa italiano.

Pese a los meses de arduo trabajo, a las correcciones y necesarios «pasos atrás», Martín, y cómo él el resto de sus compañeros no encuentran sino satisfacción y un excelente espejo en el que mirarse. «Los valores de disciplina, valentía y amor por la patria del Gran Capitán deberían ser aprendidos por todo el mundo, porque así tendríamos una sociedad mejor», concluye.

No han estado solos. Les ha acompañado en todo momento la profesora Encarnación Buendía en la coordinación, que cuenta con bastante experiencia de cara al concurso.

Alumnos de 1º de Bachillerato del Colegio Buen Pastor tras recoger el Premio Ejército 2015 en la Escuela de Guerra del Ejército de Tierra

Alumnos de 1º de Bachillerato del Buen Pastor tras recoger el galardón en la Escuela de Guerra del Ejército de Tierra

«El Buen Pastor lleva presentándose a estos premios más de veinte años, y salvo un par de ocasiones siempre hemos superado la fase regional. Tanto en el nivel de Secundaria como de Bachillerato», aclara orgullosa Buendía.

Ella es quien lleva el Club de Literatura, de frecuencia semanal, en el que además se llevan a cabo lecturas poéticas, grabaciones de programas de radio, y que es el foro en el que se marcan las directrices de la investigación.

En sus propias palabras, «lo interesante son las relaciones que se crean. Cómo los mayores guían a los de Secundaria y cómo los más pequeños se implican con el trabajo de Bachillerato». Siempre en busca del conocimiento, y de adquirir los valores de esos modelos de conducta.

El premio

Los Premios Ejército, que han alcanzado este año su edición número 53, persiguen «la creación artística referida a las múltiples actividades del Ejército de Tierra español en el marco de las Fuerzas Armadas, así como el conocimiento y divulgación de la vida militar».

Se establecen hasta 7 modalidades: pintura general y rápida, fotografía, miniaturas, investigación en humanidades y ciencias sociales y premio a la enseñanza escolar, a nivel regional o nacional.

Es en estas dos últimas categorías donde ha triunfado el colegio Buen Pastor, quedando en posición B y C, respectivamente. En el nacional, los tres centros ganadores perciben un premio de 4.000 euros, a distribuir de la siguiente forma: 1.000 euros, (más un trofeo y un diploma) para el propio colegio, 1.000 euros para los profesores que participen y 2.000 euros para los alumnos