El panorama inmobiliario en Sevilla se va despejando. Tras más de un lustro en caída libre, la compraventa de viviendas repunta y la barrera de los 2.500 euros por metro cuadrado a la que cayó el precio máximo del metro cuadrado ya se está rompiendo. Lo que no ha cambiado es que Nervión siga consolidada como la «milla de oro» de la capital. La calle Camilo José Cela, en la zona de la Enramadilla, ha desbancado a La Buhaira como la vía más cara de la ciudad, que pasa al tercer lugar precedida por Eduardo Dato, todas en el mismo distrito.

El presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Manuel Bermudo, aseguró a ABC de Sevilla que en esta zona «los valores han caído bastante menos que en el resto de la ciudad» y confirma que los alrededores de La Buhaira son las zonas más caras junto a El Porvenir, Heliópolis y el Arenal. En cuanto a Los Remedios, Bermudo indicó que «República Argentina ha caído por una cuestión determinante: el tamaño de los pisos».

Durante los últimos años, el valor límite en Sevilla estaba entre los 2.000 o 2.500 euros, lo que sumado a la amplitud de estas viviendas, las hacían poco apetecibles para compradores. Si a todo ello se le suma la escasez de familias formadas por matrimonios jóvenes con más de dos hijos y del hecho que, según Bermudo, «se trata de un barrio mal diseñado, con pocas dotaciones y equipamientos», hacen que el antaño cotizadísimo barrio haya decaído.

En un repaso a las ofertas publicitadas en distintos portales inmobiliarios, el metro cuadrado más caro está en la calle Camilo José Cela, valorado en 3.337 euros, según oferta el portal Idealista.com. Por su parte, el metro cuadrado en Eduardo Dato se vende a 2.693 euros.

Los propietarios saben que las viviendas en esta zona se cotizan al alza y es que este barrio cuenta con buenas comunicaciones de transporte público y está cercana al Centro. Rafael Mendoza, agente de la propiedad de la inmobiliaria Podium, asegura que «actualmente el comprador estudia muy bien la ubicación de la zona donde va a invertir». Indica que el perfil del cliente de la zona de Nervión es muy parecido: «buscan zonas ajardinadas, con piscina, espacios deportivos y vigilancia 24 horas».

Sevilla, de las más caras
Sevilla es una de las ciudades más caras para vivir de España, encontrándose en el puesto número 13 de la clasificación nacional, según el índice que elabora la web de ahorro Kelisto.es. Otras zonas donde los precios son poco asequibles son la calle Castilla y Pagés del Corro, ambas en Triana, donde el metro cuadrado puede alcanzar los 3.000 euros, en las actuales ofertas vía web. A estas vías le siguen la calle Santa Ana con un precio por metro cuadrado de 2.688 euros y la avenida República Argentina con un valor de 2.645 euros el metro cuadrado.

El agente de Podium, asegura como Manuel Bermudo que «el mercado se está animando», pero insiste en que «el precio del metro cuadrado se ha devaluado bastante, tanto como un 50%. Lo que antes costaba 5.000 euros, hoy día está en 2.500 euros». Mendoza apunta que el comprador prefiere obtener una vivienda a reformar y negociar el precio. Otra tendencia que se ha invertido es que «se ha pasado de la subasta del vendedor a la del comprador», indica Bermudo. «Ahora es el comprador quien presiona a la baja. Nos hartamos de enseñar casas para vender una», concluye.

En cuanto al precio medio absoluto por calles, los pisos más caros de la capital se sitúan en la avenida República Argentina.

El precio de la vivienda, por zonas

Nervión
Se ha consolidado como la milla de oro. La calle Camilo José Cela es ya la más cara de la ciudad, con 3.337 euros el metro cuadrado, superando a Eduardo Dato y la Buhaira.

Los Remedios
República Argentina ha sufrido una caída por una cuestión determinante: el tamaño de las viviendas. En cuanto al precio medio absoluto, siguen siendo los pisos más caros.

Centro
La zona de García de Vinuesa o San Vicente se consolidan como las más caras del Centro. La calle Santa Ana tiene un valor de 2.688 euros el metro cuadrado.

Triana
El Porvenir y Heliópolis son dos de los barrios más caros. No obstante las calles Castilla y Pagés del Corro, en Triana, superan los 3.000 euros el metro cuadrado.