La respuesta a esta pregunta está en el Hospital San Juan de Dios, situado en Nervión. La unidad de Atención Temprana se puso en marcha en el año 2009. Desde entonces, logopedas, psicólogos y fisioterapeutas se encargan de hacer el camino más fácil a pequeños que un futuro podrían tener un gran problema.

Más de 300 casos se han atendido desde que se pusiera en marcha este proyecto con niños de edades comprendidas entre 0 y 6 años. Las patologías más frecuentes que se abordan en estas unidades son  motores, psicomotores, cognitivos, sociocomunicativos, del lenguaje y conductuales.

A través de las terapias del juego y la empatía, los especialistas pretenden conseguir la estimulación en pequeños que padecen algún trastorno en su desarrollo o están en riesgo de padecerlo. No sólo se trata a los niños, «es importante tener reuniones personales una vez al mes con los padres», afirma Rocío Carrasco, coordinadora de la unidad de Atención Temprana. Según nos cuenta, en las mismas se expone un amplio cuestionario a los padres donde se les pregunta, entre otros aspectos, si las terapias de Atención Temprana les ayudan a seleccionar mejor el tipo de juguetes y materiales para estimular a su hijo o si los niños aprenden a realizar con un mismo juguete distintos tipos de juego. De esta forma lo especialistas pueden hacer un seguimiento más completo de los pacientes.

La preocupación por este asunto ha llevado al personal del centro a impartir cursos específicos a los pediatras de los centros de salud para que detecten esta alteración y lo deriven a este centro especializado. Ya que se trata de un servicio concertado entre la orden hospitalaria y la Consejería de Salud-SAS totalmente gratuito para los enfermos y, por supuesto, para sus padres. Pero este acuerdo sólo abarca a pacientes hasta los 6 años. Lo normal es que antes de esta edad los menores sean dados de alta, pero hay procesos más largos en los que hay que seguir con el tratamiento. En estos casos la orden de San Juan de Dios ayuda económicamente a las familias que no se puedan permitir seguir con el tratamiento. Precisamente esta organización se caracteriza por programas de desarrollo solidario que recaudan fondos para este tipo de asuntos.