El Ayuntamiento ha remitido ya al Ministerio de Hacienda 16 proyectos para la revitalización de la zona norte de Sevilla que espera logren la financiación del programa Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible de los fondos Feder de la UE.

El plan suma actuaciones a desarrollar entre 2016 y 2020 y que, si se consigue la financiación máxima, 15 millones de euros, supondrían una inversión, con la aportación municipal correspondiente, de casi 19 millones. En torno a un tercio de la ayuda solicitada a la UE, 4.350.000 euros, irían destinados a la erradicación del asentamiento chabolista de El Vacie, con un programa que prevé la creación de una mesa estratégica con participación de la Administración y las comunidades de vecinos, de un «laboratorio de recursos para iniciativas de innovación social» así como una intervención social para la integración de las familias en las viviendas en las que serán realojados y que estarían distribuidas por toda la ciudad.

La erradicación de El Vacie se incluye dentro de los proyectos para promover la inclusión social junto a un programa piloto de alojamiento de estudiantes y profesorado universitario, otro para recuperar solares para huertos urbanos o eventos culturales o regularizar la ocupación ilegal de pisos. En ese apartado se incluyen también el diseño de planes de lucha contra el desempleo así como fomentar el comercio minorista y el emprendimiento.

Entre los proyectos presentados a la financiación de la UE hay además iniciativas para aprovechen las nuevas tecnologías para impulsar la participación ciudadana, crear una plataforma abierta, «Smart Sevilla», que facilite la apertura de negocios o un programa de movilidad con sensores de tráfico inteligentes. En el capítulo de iniciativas dirigidas a reducir las emisiones de carbono, se plantean propuestas como el «autobús peatonal para escolares» (itinerarios), la renovación de infraestructuras públicas para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, consolidar el claustro de San Jerónimo o recuperar la Venta de los Gatos, reducir el ruido del tráfico en la SE-30 o las molestias ocasionadas a los vecinos por la depuradora de San Jerónimo o rehabilitar las naves de Renfe para convertirla en un espacio vinculado a la industria del entretenimiento.

Las iniciativas han sido respaldadas por 82 entidades. Hacienda debe responder sobre su inclusión o no dentro del programa de la UE en tres meses.