La herramienta de la edad contemporánea, la base del siglo XXI, es decir, la informática, es algo que desde pequeños tenemos incrustado en nuestra vida y que asumimos como algo más. El ordenador para las generaciones modernas es un elemento más de su rutina, como la cafetera, el televisor, o la ducha, aunque no siempre fue así. Para nuestros abuelos y padres, el ordenador o la informática en general es algo casi «extraterrestre».

Por ello, en la Comunidad General de Propietarios de Pino Montano se enseña en el taller de informática del Distrito Norte a manejarse con el teclado y el monitor. Con un alumnado que ronda la media de edad de las cincuenta primaveras el aprendizaje del Word, el PowerPoint y el Excel son las asignaturas que la monitora del taller, Pilar Cera, les enseña a las 12 personas que llenan las clases.

«Es una alegría venir a dar clases porque siempre hay muy bien ambiente, tienen muchas ganas de aprender y eso es esencial. Da gusto poder enseñar en estos casos», declara la monitora.