La chirigota «de los coches», aquellos «muebles» que el año pasado se «mudaban a Cádiz por carnaval» vuelven a las andadas, y es que la pasión por estas fiestas no les permite obviar a su protagonista, el Gran Teatro Falla. El sorteo para el orden de actuación de la fase clasificatoria ha jugado a su favor esta vez y actúan este sábado 1 de febrero antes del descanso, «después de tantos años hemos tenido suerte ahora hay que aprovecharla».

«¡Cogerlo ahí!» que el arte vuelve a coger el coche para mudarse a Cádiz por carnaval. Conocidos por la originalidad de sus tipos la chirigota de San Pablo se ha ganado un hueco en el Falla «sorprendimos mucho con los coches, con el tipo y ahora esa originalidad es nuestra seña de identidad» afirma Pablo de la Prida, uno de los autores de esta chirigota. «Sacamos tipos que nunca se han visto ni pensado pero que habla por sí solo, no hace falta abrir la boca para explicar qué o quiénes somos y este año pasará igual» comenta dejando en el aire la incógnita propia de esta tradición, porque es el telón del Falla el único capacitado para desvelar los secretos que el concurso esconde.

Si bien van con la intención volver a sorprender a todo un teatro ansioso de buenas letras, el principal objetivo es «disfrutar, pasarlo bien, reír y hacer reír, eso es lo que queremos» cuenta Pablo a sabiendas que para su agrupación esos veinte minutos sobre las tablas del Gran Teatro Falla son los más esperados y disfrutados del año.

«Los Sgayderman» de 2011 ya anunciaban que en Sevilla se estaba esculpiendo arte gaditano y que, muy posiblemente, iría a más. Este presentimiento se hizo realidad tan solo un año después con los «No me ralles» o, como acabaron siendo conocidos en la calle, «los coches». Ahí se marcó un punto de inflexión para esta chirigota que consiguió su pase a Cuartos de Final y con él la bandera verde para convertirse en una de las agrupaciones esperadas cada año en el Falla.

En 2013 no pudo ser, un sabor agridulce se dejó caer por San Pablo «el año pasado nos faltó ensayo, seriedad, menos distracción algo que este año hemos resuelto con diferencia, «¡Cogerlo ahí!» es sinónimo de seriedad y compromiso y creemos que eso se va a notar en las tablas del Falla». De hecho, se dice, se cuenta y se rumorea que si cuajan y pasan a Cuartos, los 14 componentes van a hacer una visita masiva a la peluquería, aunque los hay que no están muy de acuerdo con esta idea «¡yo no me rapo! es lo que me faltaba» sentencia Pablo, que entre risas brome diciendo: «¡si ganamos el concurso entonces sí que me rapo y lo que haga falta!».

Porque aunque llevan cinco meses de continuos ensayos, el sentido del humor, como es de esperar, no falta en esta agrupación chirigotera que cumple con el Falla desde la Peña Bética Rafael Gordillo del Polígono San Pablo, «allí nos tratan muy bien, estamos muy agusto y podemos trabajar como queremos» comenta Pablo quién, junto a sus compañeros, sólo tiene una pega con la sede de sus ensayos «la mayoría somos sevillistas así que estamos pensando plantear un cambio de nombre: Peña Marinescu», ríe.

Bromas a parte, con el factor incondicional de sus originales tipos y el aliciente de un trabajo constante y serio, esta chirigota se subirá este sábado 1 de febrero al escenario del Gran Teatro Falla con más fuerza que nunca y con la esperanza de repetir la experiencia de 2012 pero, sobre todo, «de disfrutar y hacer disfrutar» que al final es el premio que toda agrupación persigue fuera y dentro del concurso.