Desde que en 2006 unos miopes sevillanos saltasen desde preliminares hasta la Gran Final del Concurso de Agrupaciones Carnavalescas del Gran Teatro Falla, para hacerse con el tercer premio, esta chirigota no ha vuelto a quedarse más atrincherada en Clasificatorias y se ha convertido en una de las más esperadas cada mes de febrero.

Como si de una película de Paul Newman se tratase, la vida de José Antonio Alvarado podría titularse «un hombre: dos pasiones» y es que su vida se divide entre el deporte y la música, aunque al final ésta última le ganó la partida al atletismo. Aficionado a los carnavales desde muy chico, «mi padre nos llevaba de chicos a Cádiz, él no era un gran aficionado pero le gustaba ir a la calle a ver las agrupaciones y a todas las actuaciones nos llamaban e íbamos» Alvarado recuerda a la perfección el día que decidió dar el salto de público a componente, «uno de esos días le dije a mi padre que quería cantar allí, estaban cantando «Voces Negras», no se me olvida, era el año 82».

Sus primeros pasos los dio con Agustín Peña, «El Babu», con quien compartía la afición carnavalera desde el instituto. Pero el 3×4 era un amor compartido con la dedicación al atletismo. El polifaético autor de carnaval dedicó 20 años de su vida al deporte, de hecho, fue este el que le impedía estar al 100% con su agrupación, «el año que iba a debutar en adultos, con 18 años porque antes de esa edad no te dejan, al final no pude salir porque la actuación coincidía con el Campeonato de España de Pista Cubierta».

Pocos años después la salud le obligaría a despedirse de lo deportivo «me tuve que retirar con 23 años porque me detectaron un problema de corazón» para dedicarse de lleno a las coplas carnavalescas.

Alvarado, el autor

En 1999 el adiós definitivo al atletismo hizo a Alvarado dar un cambio de rumbo, desvincularse de la agrupación de Agustín Peña para comenzar una nueva etapa en el carnaval junto a Lolo Álvarez Seda, «todos los componentes de la agrupación de Agustín decidieron venirse con nosotros y en el 2000 sacamos nuestra primera chirigota: «El clan de los Mc´Carras».

«Ese año nosotros cambiamos nuestra forma de hacer chirigota, comenzamos a hacer pasacalles y a hacerla más nuestra. Ese año, a pesar de que no pasamos de clasificatorias, demostramos que ya había algo gordo» comenta Alvarado. «Algo gordo» que fue tomando forma y seis concursos después alcanzar el primer pase a cuartos, el primero a semifinales y llegar a la final, convirtiéndose en la agrupación sevillana pionera en alzarse con un tercer premio en el Concurso de Agrupaciones Carnavalescas del Gran Teatro Falla.

«La chirigota de Sevilla»

A pesar de ser ya son varias las chirigotas que van de Sevilla al Falla se puede decir que la de Alvarado ha marcado un antes y un después ganándose a pulso ser señalada como «La chirigota de Sevilla». «Fuimos la primera chirigota de la historia del carnaval, desde que se unificó, que siendo de fuera de la provincia llegó a la final» explica orgulloso Alvarado consciente que desde ese momento su chirigota pasó de estar entre el «pelotón» de los de clasificatorias a los del «pelotón» de los que aspiran a la Gran Final.

Asentándose desde entonces en la fase de semifinales, volvieron a despuntar con «Los niños cantores de Viena y Manolete» que volvió a proporcionarles el tercer premio en 2011. El año pasado, «esperábamos más pero se notó que no pudimos ensayarla y trabajarla como acostumbramos» y se quedaron en la fase de Cuartos de Final.

«Los Shuténticos Chunguitos»

Una chirigota canalla, que llega con muchas horas de trabajo al Falla. «Los Shuténticos Chunguitos» parece que van con la intención de volver a posicionar a los sevillanos en lo más alto. Pero aún queda una semana para el debut de estos chirigoteros que «lo que queremos ya lo tenemos que es haber podido trabajar bien las letras, el tipo y el repertorio, cómo caigan los chistes ya depende del público, pero creo que este año estamos al nivel de las mejores nuestras».

Trabajo, trabajo y más trabajo que ha ayudado a compensar las ausencias que este año tendrá la chirigota de Alvarado. A «El gitano» «siempre se le echa en falta» y es que este año lo laboral ha podido con la pasión por estas fiestas pero tanto él, como el grupo, como los aficionados a esta chirigota pueden estar tranquilos, la incorporación de Antonio Álvarez «El bizcocho», que también está colaborando en la letra, y de «Salvi», octavilla ambos de la chirigota de San José prometen mantener la calidad que a la que «la Chirigota de Sevilla» ha acostumbrado al Falla.

El Alvarado más comparsista

Hacer tu querencia realidad y que encima sea valorada es un arma de doble filo. El amor por la música de este sevillano no tiene límites, una combinación explosiva que con gran talento carnavalero ha dado como resultado dos firmas más en agrupaciones de este Coac 2014. José Antonio Alvarado no solo es director de su afamada chirigota sino que coescribe las letras de una comparsa femenina y otra masculina.

«Andalucía 3.0: Los Visitantes» es la comparsa que vestirá por primera vez en este 2014 letras de Alvarado. Este lunes 3 de febrero los integrantes de esta agrupación sevillana se subirán al teatro Falla con muy buenas expectativas y la ilusión de que esa «Andalucía 3.0» celebre su festividad (28 de febrero) sobre las tablas del teatro que les da vida.

Y por último, cayendo también en la triste pero rutinaria manía de dejar a las mujeres del Falla al final, «La reina de mi casa» es la comparsa femenina que también cuenta con la firma de Jose Antonio Alvarado, aunque este año en menor medida «Isa, una de las chicas, me pidió que quería escribir este año y por supuesto le dejé hacer y deshacer así que este año comparto autoría con ella» cuenta el sevillano que defiende el papel de la mujer en el Falla, «no podemos querer ayudar a las agrupaciones femeninas en el concurso y ponerlas a cantar las últimas, así se desmoraliza cualquiera. Cuando se quiso ayudar a los cuartetos se les puso un sitio fijo en las sesiones ¿por qué no hacer lo mismo con ellas?».

El 5 de febrero será el día que actúen las mujeres y el sábado 8 los «Shuténticos Chunguitos», letras canallescas con la firma indiscutible de José Antonio Alvarado que siempre cuenta con la colaboración y apoyo de los suyos, a los que debe la razón de ser de muchas de sus letras y, sobre todo, el empuje necesario para entrar cada año en la casa de «ladrillos coloraos».