Naturaleza, arquitectura… y cine. Las noches de verano esconden iniciativas que suponen un bálsamo en los calurosos y aburridos días de agosto. Una de las más populares, y tradicionales en Sevilla, es el cine de verano, que se reparte por distintas zonas de la ciudad. Uno de ellos llama, por su singular localización, la atención del publico: el del parque de María Luisa. 

Esta joya botánica de Sevilla, que alberga entre sus límites pabellones de la Exposición Iberoamericana de 1929, también tiene espacio para el séptimo arte. Jóvenes y no tanto, acuden cuando cae la noche para disfrutar de una película al aire libre. Allí le esperan largometrajes de estreno y otros tantos con solera, como ‘Desayuno con diamentes’ o ‘Los Goonies’. Porque disfrutar con Audrey Hepburn o con ET es posible en las noches de verano.

«Nuestro proyecto consiste en poner a disposición del ciudadano actividades culturales a un bajo costo, en este caso gratuitamente, en un entorno especial y distendido, como es el Parque de María Luisa, y de alguna manera, recuperar algo tremendamente tradicional y popular en esta ciudad, durante la temporada estival, como es el cine de verano», explica Rufino González, responsable de esta iniciativa cultural.

Esta temporada 2015, ofrecen proyecciones del 28 de julio al 13 de septiembre, de martes a domingo, poco después de las veintidós horas, cuando ya ha anochecido totalmente. En la programación predomina la comedia y la clasificación de apta para todos los públicos, y combinamos cine actual con películas de diferentes décadas y títulos de cine clásico.

«Vamos de la mano, en este caso, del Distrito Sur y pretendemos, en temporadas futuras, ampliar el número de espacios, entre cuatro y seis, en otros distritos de la ciudad. Igualmente, ofrecemos esta propuesta de ocio en otras ciudades de Andalucía, sobre todo en localidades costeras de importancia vacacional», detalla González.

‘Grase’, ‘ET’, ‘La vida de Brian’, ‘Los Gremlins’ o ‘El Guateque’ aguardan a los amantes del cine en este singular espacio de la ciudad. Una opción a tener en cuenta en los días en los que el sol echa un pulso a los sevillanos.