La Plaza de España guarda celosamente un teatro en su interior, este espacio es un gran desconocido para los sevillanos. Si bien hace poco tiempo descubríamos que Aníbal González tenía la intención de levantar un teatro al aire libre en la Plaza de España, hoy desvelamos que ideó un pequeño coliseo en el interior que pocos saben que existe.

El Lope de Vega no fue el único teatro que se erigió con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929, en el interior de la Plaza de España se construyó este magnífico espacio que hoy día se abre al público en contadas ocasiones para las desgracia de todos aquellos que aman el arte.

Durante la muestra del 29, esta sala se utilizó para la celebración de actos institucionales. Hoy día, a pesar de su carácter reservado, se abre al público para conferencias y conciertos. Tiene una capacidad para 600 personas, pero en contadas ocasiones se llena el aforo de este codiciado teatro situado en la zona de Capitanía General.

Sevilla sigue escondiendo lugares extraordinarios en sus edificios más conocidos. Esta joya con casi un siglo de historia aguarda en su interior maravillosas obras de arte. Según el blog Indaliano y Olé, atesora en su techo la vidriera más «impresionante de la ciudad». Dicha cristalera fue realizada por una empresa norteamericana de la época. En el centro tiene el escudo real de Felipe V, circundado por los cuatro reinos históricos españoles, Castilla, León, Navarra y Aragón.

Para aquellos que estén interesados en ver el teatro pueden pedir permiso al área de protocolo de la Plaza de España y podrán acercarse un poco más a la riqueza arquitectónica que posee la ciudad de Sevilla.

Fotografía: Cultura de Sevilla