Existen muchas clases de vinos, tintos, rosados, blancos, de diferentes regiones, criados en distintos climas… y un sinfín de atributos que componen este maravilloso mundo vitícola que se ha puesto tan de moda en los últimos tiempos. Pero… ¿sabes realmente diferenciar un buen vino? ¿Se puede compaginar buena calidad y buen precio? ¿Cuáles son los años en los que mejor vino se cosechó? ¿En que copa debes beberlo?

Todas estas preguntas las ha respondido un sumiller francés afincado en Sevilla. Él es Gergory Bossuyt, actualmente trabaja en la tienda Tierra Nuestra que tiene comercios abiertos en la calle Doctor Pedro de Castro en el Distrito Sur y en la calle Constancia del conocido barrio de Triana. Da gusto escuchar a este profesional hablar de caldos. Para Bossuyt son como personas, los trata con cariño, los describe con precisión y a cada uno de ellos le da un adjetivo diferente. Como especialista, ha explicado a Sevilla Ciudad los secretos de esta bebida elaborada a partir del fruto de la vid.

Cómo elegir un buen vino: Gregory adelanta que el mundo del vino es muy complejo y que no es fácil diferenciar los que son de buena calidad, pero señala que «hay que perderle el respeto y acercarse sin miedo, experimentar. Hay unas reglas y unas pautas muy concretas y objetivas y al final se hace todo muy sencillo». Bossuyt apunta que para la elección de un vino no hay más secreto que el gusto del consumidor. «Al dar el primer sorbo, debes preguntarte: ¿Te gusta este vino? Independientemente que conozcas más o menos acerca del tema, si es del gusto del consumidor no hay más que decir», indica el experto.

La calidad no está reñida con el precio: Hoy día el mercado del vino es muy amplio y hay productos para todos los bolsillos. Dice el sumiller que la diferencia está en la persona, si es un experto buscará un artículo con más complejidad, pero si es un consumidor que se está iniciando «puede disfrutar bastante con un vino de un precio que ronde los cuatro o cinco euros. ¿Para qué te vas a gastar 50 euros en un vino si no lo vas a apreciar?», destaca. Como gran entendido, aconseja un par de vinos con diferentes costes: «Uno de ellos es exquisito y muy económico, se trata del tinto Blau que tiene un precio 6. 60 euros. Otro es un poco más caro, pero realmente bueno, éste es el tinto Aalto con un precio de 29.90 euros».

Qué cosecha ha sido la mejor de los últimos años:  El especialista declara que siempre hay vendimias mejores que otras dependiendo de la climatología, pero asegura que las de los últimos años han sido muy buenas. En concreto, recomienda la cosecha del 2009, sin embargo asegura que la de 2008  fue peor, aunque añade que «depende en gran parte del bodeguero».

Cómo conservar el vino en casa: La temperatura ambiente ideal para mantener el vino es de 18 a 20 grados. Bossuyt explica que en una casa, si no se tiene una nevera especial de esta bebida, la vida del vino es muy corta, a no ser que sea un vino blanco que se puede meter perfectamente en frío. «Una vez que se descorcha la botella en casa, lo máximo que dura con todas sus propiedades son dos días», destaca. Por eso invita a los aficionados a comprar el artículo en el día que se vaya a consumir o adquirir una nevera que «ahora las hay muy asequibles y deben tenerla a 15 o 16 grados».

Un vino para cada comida: El vino blanco marida a la perfección con el pescado, también se puede acompañar con un vino tinto joven o «con mucha frescura». Para las carnes blancas sugiere un vino blanco de crianza o un tinto joven. Los tintos con más crianza son para las carnes rojas.

En qué copa beber el vino: Para él es imprescindible que el recipiente tenga un pie para que el líquido no se caliente con la mano.El experto aconseja beber los vinos de Jerez en catavinos y usarlo también para catar ya que como apunta «tiene la forma perfecta para conservar sus aromas». Sin embargo, para el resto recomienda una copa grande, donde el vino se pueda oxigenar. Del cristal dice que debe de ser muy fino, por que cuanto más fino sea «mas nos va a ayudar a sentirlo».

Para aquellos que se hayan quedado con ganas de saber más acerca de este complejo mundo, Gregory invita a todos los aficionados a pasarse por la sede de la asociación de sumiller de Sevilla, que está situada en la Taberna de Alabardero.