Claudia Zavaleta es una arquitecta argentina, afincada en España desde hace más de 20 años que se quedó en paro hace algún tiempo. Su espíritu creativo e inquieto y su formación como arquitecta y docente le hizo reflexionar acerca de algunas cuestiones, entre ellas la dependencia que tienen los niños de los adultos y la falta de formación de estos en cuanto a la percepción del espacio.

Las preguntas que se planteó antes de comenzar a construir su gran proyecto fueron: ¿Sabría orientarse un niño si se perdiera?  ¿Aprecian realmente los pequeños lo que les rodea? Estas cuestiones y alguna más la llevaron a crear el taller «Descubriendo el espacio y el paisaje». Según relata la arquitecta «la mirada de los niños, como la de los adultos, necesita adquirir vuelo y libertad para desarrollarse y crecer hacia la autonomía; para hacerlos y hacernos más libres, pero también más solidarios y conscientes del valor de esa libertad, que se construye en el espacio y a través de la relación con los otros, en un ambiente de alegría y estimulante curiosidad». Asegura que si los pequeños se forman desde chicos en esta materia pueden organizar mejor sus vidas.

El taller trata, a través del juego y un aprendizaje ameno, de estimular a los pequeños su natural curiosidad y capacidad de adaptación al entorno, que posibilitará una relación más consciente con el espacio. «Entre otras habilidades que adquieren, hay una especialmente que les preocupa a los padres que es que cuando un niño se pierde o desubica pueda ser capaz de situarse y volver al destino deseado», indica la especialista.

«En las actividades se utilizarán técnicas propias de la arquitectura, el arte, la geografía, las ciencias ambientales y la comunicación, con el fin adicional de despertar vocaciones tempranas hacia disciplinas que trabajan con y en el espacio», apunta Zavaleta.

El taller comenzará el próximo 7 de noviembre, pero desde el pasado 14 de octubre el plazo de inscripción está abierto. Los interesados pueden apuntar a sus hijos en la página web de la Fundación Valentín de Maradiaga, lugar en el que se desarrollarán los cursos.